Enlaces accesibilidad

La OMS se someterá a una auditoría externa para determinar si la alerta de gripe A fue exagerada

  • El Consejo de Europa cree que las farmacéuticas presionaron a la OMS
  • España se queda sólo con 13 millones de vacunas de los 37 encargados

Por

La Organización Mundial de la Salud ha anunciado este martes que someterá a una evaluación externa su actuación ante la gripe A, frente a las críticas y a las acusaciones de connivencia con la industria farmacéutica en la gestión de esta emergencia sanitaria.

De esta forma intentará responder a las críticas relacionadas con una supuesta connivencia con la industria farmacéutica para exagerar la gravedad del nuevo virus y promover la venta de vacunas y medicamentos para contrarrestarlo.

La OMS sostuvo que "esperamos y damos la bienvenida a las críticas y a la oportunidad de discutirlas. En el futuro, realizaremos una evaluación de nuestro trabajo con expertos externos para analizar nuestro manejo y respuesta al virus AH1N1".

La portavoz del organismo, Fadela Chaib, ha declarado que "estamos abiertos a las recomendaciones que pueden mejorar nuestro trabajo" y ha prometido que su contenido se hará público. Sin embargo, sobre el momento de realizar esa evaluación, ha indicado que todavía no está definido.

La OMS ha reconocido que el virus de la gripe A ha sido menos virulento de lo que se temía, pero ha descartado por el momento levantar la declaración de pandemia.

Para sustentar esa decisión ha explicado que deben pasar varias temporadas antes de poder confirmar que la pandemia no volverá a surgir, eventualmente, con mayor fuerza. Por el momento, se habla de esperar entre seis y 12 meses más para poder declarar el fin de la pandemia.

Investigación del Consejo de Europa

Mientras tanto, el Consejo de Europa, una organización internacional a la que pertenecen 47 países, quiere analizar sobre todo si hubo presiones de las farmacéuticas para exagerar el riesgo y obtener mayores beneficios millonarios con las ventas de vacunas.

El presidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Wolfgang Wodarg, ha llegado ha calificar la alarma por la gripe A de "falsa pandemia" dirigida por esta industria, según informaba este lunes el periódico The Sun, y ha presentado una moción para investigar si tal conflicto de intereses ha existido.

Según este experto, las farmacéuticas organizaron una "campaña de pánico" para presionar a la OMS a declarar una pandemia. Wodarg, según el diario británico, cree que es "uno de los mayores escándalos de la medicina del siglo".

Wodarg, que subraya que la gripe A no ha provocada ni la décima parte de las muertes normales, quiere aclarar todo lo relativo a lo que en su opinión ha sido una "masiva operación de desinformación".

Afirma que quiere saber "quién tomó las decisiones, en base a qué evidencias y cómo las farmacéuticas pudieron influir en la toma de decisiones". El responsable de sanidad del Consejo de Europa afirma que "un grupo de personas de la OMS tiene estrechas relaciones con la industria farmacéutica".

Trinidad Jiménez: "El virus existía"

Por su parte, la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha explicado este lunes desde Bruselas que España colaborará con la investigación que quiere impulsar el Consejo de Europa.

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha asegurado, después de anunciar la colaboración de España en la investigación del Consejo de Europa, que "el virus existía, el virus estaba provocando fallecimientos, un alto índice de contagio entre la población, existía una enorme preocupación porque no sabíamos como se iba a comportar el virus y por tanto nuestra obligación como autoridades sanitarias era tomar todas las medidas necesarias para hacer frente a cualquier escenario".

"En parte, el virus no ha afectado de una manera tan agresiva y tan grave a la población porque hemos tomado medidas de prevención y hemos podido reaccionar con mucha antelación", ha señalado. A su juicio, "todavía es pronto" para determinar si hubo una alarma excesiva.

13 millones de vacunas de las 37 encargadas

De las 37 millones de vacunas contra la gripe A que España encargó, finalmente sólo adquirirá 13 millones, según ha vuelto a reiterar la ministra de Sanidad este martes.

El contrato que se había firmado con las farmacéuticas permitía devolver parte de las vacunas reservadas si no se necesitaban. De esta forma, Jiménez asegura que sólo se van a gastar 90 millones de euros y que se ahorrarán otros 170 millones.

De las 13 millones de vacunas, nueve se han ido a las comunidades autónomas para que pudieran vacunar a los grupos de riesgos y otros cuatro millones están en poder del Estado como reserva estratégica "para atender cualquier eventualidad".

La ministra ha afirmado que todavía se mantendrán las vacunas porque probablemente sirvan para el próximo año.

Noticias

anterior siguiente