Anterior Estabilizado el incendio de Gran Canaria Siguiente Puigdemont difunde los colegios electorales del 1-O y dice tener "planes de contingencia" para votar Arriba Ir arriba
El Gobierno sabía que iban a expulsar a Haidar

Moratinos reconoce que Marruecos le avisó antes de expulsar a Aminatu Haidar

  • Moratinos dice que mostró su rechazo cuando Rabat le llamó

  • Sugiere que podría haber devuelto a la activista, en huelga de hambre

  • El ministro espera anunciar "en breve" la solución del caso Haidar

Ver también: cronología del 'caso Haidar'/denuncia Haidarpreguntas y respuestas 

|

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha reconocido este jueves que el ministro de Exteriores marroquí le llamó a las 23.00 horas del día 14 de noviembre para anunciarle que la activista saharaui Aminatu Haidar iba a ser expulsada de El Aaiún.

Moratinos ha asegurado en su comparecencia en la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados que mostró a Rabat su "rechazo y condena" a la decisión. "Al día siguiente", cuando el avión con Haidar volaba hacia Lanzarote, el ministro marroquí volvió a llamarle para anunciarle que había sido expulsada.

Estas manifestaciones se han producido en su comparecencia a petición propia (aunque había petición de todos los grupos, como han remarcado varios de ellos) ante la Comisión para hablar de este caso y del conflicto en el Sáhara Occidental. La comparecencia ha concluido de forma anticipada con una petición del ministro pidiendo ser "prudentes y discretos".

"Estamos en un proceso intenso de negociaciones. Mi puesto en este momento es haciendo gestiones y esperando a encontrar una solución. Hay que ser prudentes y discretos y garantizo que el Gobierno va a actuar con toda determinación para encontrar esa solución", ha asegurado.

Sugiere que podían haber impedido su entrada

Moratinos ha insistido en que la legalidad sólo permitía aceptar la entrada de la activista. Hace unos días, Zapatero recalcaba lo mismo: "No hay ninguna autoridad política en el día a día dedicada a conceder o denegar una autorización, ya que eso le corresponde a las autoridades administrativas", precisó.

Sin embargo, el mismo ministro ha sugerido que podrían haber impedido la entrada de Haidar al defender que el Gobierno "actuó de buena fe", ha defendido, ya que si el Ejecutivo hubiera devuelto a la activista a su país se les hubiera acusado de mandarla "al país que la iba a detener y torturar de nuevo".

Antes, los parlamentarios le han preguntado por qué, habiendo sabido de antemano que Haidar iba a ser expulsada, no se impidió que entrase en España.

El titular de Exteriores ha subrayado que el piloto del avión que trasladó a Haidar a Arrecife reconoció públicamente a los medios que "fue él el que tomó dicha decisión de despegar de El Aaiún con Haidar, de acuerdo con la normativa vigente".

Moratinos ha insistido en que su acceso al aeropuerto de Lanzarote "se hizo en el ejercicio del control policial de la frontera, sin otras instrucciones políticas".

Esta afirmación ha sido desmentida por Gustavo de Arístegui, el portavoz del PP, que ha citado un artículo publicado en La Gaceta en el se aseguraba que la Policía habría recibido órdenes directas de Exteriores para dejar entrar a Haidar en España.

La Policía ha actuado bien al dejarla entrar

Moratinos ha asegurado, en cualquier caso que responsabilizar a la Policía de la actuación no es "echarle el muerto", ya que ésta "actuó bien", aplicando la legalidad.

Se trata de una expulsión política y no administrativa

En su comparecencia, el jefe de la diplomacia española ha señalado que "es indudable que es una expulsión política, no administrativa", a requerimientos de IU y PP.

Por eso, ha recalcado, "el ministro de Exteriores me llama para comunicármela", lo cual, en su opinión, no signifia que el Gobienro español "avale la decisión", sino que es fruto del "buen nivel de relaciones" entre ambos países.

El titular de Exteriores, además, ha asegurado que espera anunciar "en breve" una "solución" al caso Haidar. Precisamente, el Parlamento Europeo ha suspendido su debate sobre Haidar previsto para la tarde del jueves alegando que "se vislumbra una solución hoy" y que este debate podría entorpecer las gestiones diplomáticas.

"El Gobierno sigue trabajando cada hora para encontrar una solución definitiva. Esperamos en breve anunciar esta decisión", ha dicho Moratinos sobre el caso de Haidar, que permanece en la UVI del Hospital General de Arrecife tras ser ingresada en la noche del miércoles a petición propia por los vómitos y dolores de estómago que sufría a causa de la huelga de hambre. 

Aunque Moratinos ha confiado en que las conversaciones diplomáticas "tengan éxito", ha vuelto a ofrecer a Haidar fórmulas para desatascar el caso, "las soluciones que están en nuestra mano", ha señalado: el acceso al territorio, el estatuto de refugiada o asilada, y la nacionalidad española a la que tiene derecho como hija de madre española.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente