Enlaces accesibilidad

'Avatar': Cameron nos descubre el futuro del cine

  • Es la película más cara de la historia de cine (342 millones de euros)
  • El director de 'Titanic' ha revolucionado la tecnología del 3-D

Por
Días de cine - 'Avatar': Reportaje sobre la película de James Cameron

Quienes pensaban que James Cameron se había hundido con el éxito de Titanic, hace ya 12 años, no podían estar más equivocados. El director preparaba un viaje al futuro con su nueva película, Avatar, todo un hito en la tecnología en 3-D.

Hace ya 19 años, Cameron cambió los efectos especiales con Terminator 2 (1991) Y si aquello fue un paso de gigante que transformó el cine, ahora ha ido mucho más allá, porque Avatar no es una película sobre el futuro, sino el futuro del cine.

Con la vitola de ser la película más cara de la historia (hasta 342 millones de euros, según algunas fuentes) y con cuatro nominaciones a los Globos de Oro bajo el brazo, entre ellas la de mejor película y mejor director, el nuevo juguete de James Cameron ofrece lo que promete: imágenes que nunca habíamos visto en los cines.

La última tecnología al servicio de una impactante historia

El despliegue de tecnología 3D, 'live-action', recreación por ordenador, escenarios naturales y actores reales mezclados con otros generados por ordenador da como resultado una imagen espectacular, depurada, tremendamente impactante y, principalmente, muy muy nueva.

Algo de agradecer en un mundo como el del cine que tiende a retroalimentarse de éxitos pasados y que hace que Avatar marque un antes y un después en el concepto y manera de hacer películas.

Pero lo más improtane es que Cameron consigue dar vida a las criaturas 'nav'is', habitantes de un lejano planeta al que llegan los hombres en busca de un valioso mineral.

Los Nav'is, mucho más que criaturas digitales

Los 'Nav'is' están realizadas con un elaborado proceso que mezcla animación por ordenador sobre imágenes rodadas con actores reales, lo que les da un realismo nunca visto antes, con movimientos, rasgos y hasta articulación de boca muy cercanos a los humanos.

A años luz de Jar Jar Binks, el primer actor digital que George Lucas presentó, hace 10 años, en el Episodio 1 de Star Wars

Y eso es algo muy importante en una película en la que el enfrentamiento entre los 'salvajes' humanos y los ecologistas 'nav'is' se desarrolla tanto a nivel conceptual como puramente físico.

Sin olvidar los impactantes diseños de naves, robots y demás tecnología futurista que contrastan con la belleza salvaje, pura, del planeta Pandora, donde se desarrolla casi toda la acción.

Cameron vuelve a trabajar con Sigourney Weaber

El protagonista es Jake Sully, (el australiano Sam Worthington que sigue subiendo en popularidad tras ser la sorpresa de Terminator Salvation), un ex marine paralítico que se une a un proyecto que debe permitir a los humanos hacerse con el valioso mineral que existe en Pandora, el planeta en el que viven los na'vi.

Una historia oportunamente ecologista en la que los na'vi, unos seres azules de tres metros de altura y profundos ojos amarillos, llevan una vida que se puede calificar de sostenible.

Entre ellos se infiltran los 'avatares', unos falsos nativos construidos con ADN de humanos y de na'vi, controlados por el cerebro de humanos como Jake o la doctora Grace (Sigourney Weaver) que ya trabajó con el director en Aliens.

La historia de amor entre el humano y la na'vi, la lucha entre los despiadados humanos y los inocentes indígenas, la batalla interna de los hombres que dudan en si están en el bando adecuado, la etapa de concienciación ecológica..nos mantiene en vilo en una historia simple, pero eficaz, que mantiene nuestro interés más allá de los impactantes efectos especiales. 

Asomaos al futuro del cine con Avatar de James Cameron.

Noticias

anterior siguiente