Enlaces accesibilidad

El último director de Egunkaria: "Nunca, absolutamente nunca, dimos cobertura a ETA"

  • Asegura que jamás hubiera aceptado dirigir un periódico controlado por la banda
  • Otro procesado dice que desde 1996 publicaron comunicados de ETA por su "interés informativo"

Por

El que fuera último director del diario Egunkaria, Martxelo Otamendi, ha dicho este martes que este periódico "nunca, absolutamente nunca" dio cobertura a ETA "ni con la cultura, ni con el euskera ni con nada" y que jamás hubiera aceptado dirigir un periódico controlado por la organización terrorista.

Otamendi es uno de los cinco directivos de Egunkaria procesados por integración en ETA que se sientan desde este martes en el banquillo de la Audiencia Nacional, en un juicio en el que la Fiscalía no acusa porque considera que no hay indicios de la relación del diario con la organización terrorista.

El acusado ha asegurado que trabajó con "absoluta libertad" y que el periódico que dirigió durante diez años y que fue clausurado en 2003 por el juez de la Audiencia Nacional era "independiente de los partidos políticos y grupos organizados" y "muy escrupuloso en el respeto a la gente".

"Para mí ha sido un honor trabajar con esta gente. Fue la mejor época profesional de mi vida", ha agregado.

Otro de los procesados, Ignacio María Uria, ha negado "rotundamente" que la organización terrorista interviniera en la actividad del diario, clausurado en 2003. El que era consejero delegado del periódico en el momento del cierre ha dicho no saber nada de los "dichosos papeles" intervenidos a ETA entre 1990 y 1993 y en los que, según la asociación Dignidad y Justicia, que ejerce la acusación junto a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), aparecen pruebas de la vinculación económica-financiera con la banda.

Un diario sin una línea editorial "fuerte", pero tampoco "neutra"

Uria, que sólo ha respondido a las preguntas de los abogados defensores y para quien las acusaciones piden entre 12 y 15 años de cárcel, ha señalado que Egunkaria nunca tuvo una línea editorial "fuerte" porque era un diario muy pequeño, aunque ha asegurado que tampoco lo llamaría "neutro".

"Primamos ser grises antes que ser brillantes y andar enfadándonos con todo el espectro político", ha agregado.

El acusado ha explicado al tribunal, presidido por el juez Javier Gómez Bermúdez, que Egunkaria tenía relación "con todos los partidos políticos e instituciones", a los que tenía que informar del proyecto porque necesitaban subvenciones, que recibieron del Gobierno vasco, de la Diputación de Guipúzcoa y del Gobierno navarro.

Uria también ha reconocido que las relaciones del periódico se extendían al mundo de la izquierda abertzale, pero que eran de carácter "meramente profesional" y que a partir de 1996 publicaron varios comunicados de ETA "por el interés informativo que tenían".

Otro de los procesados, Javier Oleaga, que se incorporó a Egunkaria procedente del diario Egin, del que fue director, ha negado que en 1993 le propusieran ser director de este diario "para garantizar los postulados de ETA en el periódico", como supuestamente sostienen los documentos incautados a la organización terrorista.

Oleaga seguirá declarando durante la tarde en un juicio en el que la Fiscalía no acusa a los procesados porque entiende que no hay indicios de su relación con ETA.

"Una justicia lenta puede dejar de ser justa"

La portavoz del Gobierno Vasco, Idoia Mendia, ha expresado su confianza en el funcionamiento de la Justicia en el caso y su esperanza en que haya una sentencia lo antes posible. Mendia se ha referido al inicio del juicio y ha expresado su "máximo respeto a los procedimientos y decisiones judiciales". Ha insistido en que "esperamos que este proceso termine cuanto antes, con la sentencia correspondiente, porque han pasado ya casi ocho años y una Justicia lenta siempre puede dejar de ser justa".

Por otra parte, el líder del PNV Íñigo Urkullu ha manifestado que espera que la Audiencia decida archivar la causa  pese al "daño irreparable" que para los  acusados ha supuesto "el impedimento para el ejercicio para una  libertad de opinión, una libertad de información, una libertad de  expresión y libertad de prensa, desde un concepto de que todo es  ETA".


El secretario general de Eusko Alkartasuna, Pello Urizar,ha asegurado que el proceso contra los directivos del diario clausurado se está llevando a cabo "desde un planteamiento  meramente político", y  ha destacado que la labor de los partidos en estos  momentos es mostrar el apoyo a los procesados "para que salgan cuanto  antes de esta injusticia, porque así lo piensa también la mayoría de  la sociedad vasca".

Según el coordinador de Aralar, Patxi Zabaleta, el  juicio "es la culminación de un despropósito judicial  y político" que debe acabar en absolución y Ezker Batua ha pedido la libre absolución de los cinco encausados.

Noticias

anterior siguiente