Enlaces accesibilidad

Aminatou Haidar rechaza la ciudadanía española que le ofreció Exteriores

  • La activista saharaui dice que no quiere "ser extranjera en su propia casa
  • La Plataforma en Solidaridad con Haidar exige la intervención de Zapatero
  • Haidar ha mantenido un encuentro con un representante de Exteriores
  • El ministerio que dirige Moratinos ha ofrecido nuevos contactos

Por

Aminatou Haidar ha rechazado este domingo la propuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España de concederle la ciudadanía española para regresar al Sáhara, ya que no quiere "ser extranjera en su propia casa", mientras que la Plataforma de Solidaridad con la activista saharaui urge la "inminente intervención" del presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, para intentar solucionar este conflicto y evitar que la huelga de hambre que mantiene Haidar tenga un "trágico final".

Así lo ha manifestado en rueda de prensa la abogada de la defensora de los derechos humanos, Inés Miranda, tras concluir la segunda parte de la reunión en el aeropuerto de Arrecife, en Lanzarote, con Agustín Santos, el director del Gabinete del ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación Miguel Angel Moratinos, a la que no asistió Haidar por prescripción médica debido a su grave estado de salud tras catorce días en huelga de hambre.

"Ella y toda la sociedad responsabilizamos al Gobierno español si esto continúa y tiene circunstancias trágicas porque es España quien impide que Haidar vuelva a su casa y esté con sus hijos", ha asegurado la letrada, que ha explicado que la conocida como la 'Gandhi saharaui' ha rechazado también las otras dos alternativas de Exteriores sobre la concesión del pasaporte marroquí a través de las autoridades competentes del país alauí en España, o bien la concesión del estatus de refugiada para ella y su familia.

Ha añadido que Haidar está "muy decepcionada" y lamenta "mucho" la propuesta del Gobierno de España de ofrecerle la nacionalidad española, así como las otras opciones, que, si bien las ha agradecido, insiste en que "jamás esperaba que un Gobierno democrático donde el Estado de Derecho debe cumplirse pudiera actuar de esta manera".

Miranda ha recordado que la reunión comenzó a las 12.30 horas y duró aproximadamente hora y media y se tuvo que suspender por el "grave estado de salud de Haidar, que empezó a debilitarse hasta el punto de llegar a desvanecerse".

"El esfuerzo de los últimos días le ha debilitado bastante y ha acelerado el deterioro de su salud", ha subrayado, al tiempo que indicó que el médico le recomendó que mantuviera "reposo absoluto durante la tarde".

Exteriores ofrece nuevos contactos

Según un comunicado del ministerio de Exteriores, tras conocer la respuesta de Haidar ha ofrecido a la activista saharaui su disposición a mantener nuevos contactos en Lanzarote en cuando a la activista saharaui "le sea posible".

El objetivo de estos nuevos encuentros sería "estudiar cualquier propuesta en el marco de la legalidad internacional y española" para solucionar la situación de Haidar.

En su comunicado, el departamento que dirige Miguel Ángel Moratinos recuerda que ha ofrecido a Haidar varias posibilidades: la tramitación de un pasaporte marroquí ante las autoridades consulares de ese país en España o la autorización de residencia si es necesario y la tramitación de estatuto de asilo y refugio, que abre la vía a la obtención de un título de viaje internacional.

Y también la concesión, "de forma extraordinaria por razones humanitarias", de la nacionalidad española y de un pasaporte español.

Noticias

anterior siguiente