Enlaces accesibilidad

El gran monstruo marino de 10 toneladas

Por
Ciencia al cubo - El último reptil marino gigante - 09/11/09

Hace millones de años, mientras los dinosaurios dominaban la tierra, los mares y océanos estaban habitados por reptiles gigantes y terroríficos.

Estos días un equipo de paleontólogos británicos ha presentado en sociedad al último que ha descubierto. Es el reptil marino más grande hallado hasta la fecha.

Por el momento se han desenterrado los restos del cráneo y es impresionante. Mide ¡2 metros y medio! Es un pliosaurio. La cabeza, la enorme cabeza, es muy parecida a la de un cocodrilo. Poderosísimas mandíbulas y cuello muy fuerte y corto. Y sus dientes, imaginen, del tamaño de bananas.

Pues a partir de esta gran cabeza, los paleontólogos han extraído las dimensiones del animal completo: debió medir 16 metros y pesar unas 10 toneladas. Estaba muy bien adaptado a la vida marina: tenía aleta, y un cuerpo aerodinámico para nadar con soltura.

El enorme fósil lo localizó un coleccionista privado en un área de acantilados de la costa británica, cerca de la localidad de Dorset. Ahora lo ha adquirido el ayuntamiento del lugar y lo expone en su museo. Pero, eso sí, se han negado a revelar el punto exacto en el que fue hallado para evitar que la gente vaya hasta allí. Correrían peligro dado que los desprendimientos son habituales en esa zona de la costa.

Otras bestias de los mares

Hace 150 millones de años, cuando vivió nuestro gigantesco pliosaurio, vivían también otros tipos de monstruos en los mares. Unos eran los ictiosaurios, que son los reptiles mejor adaptados a la vida acuática.

De hecho, Ichtyosaurus quiere decir 'reptil pez'. Son los animales de entonces más parecidos a los delfines actuales. Tenían dos pares de aletas, una cola especializada para impulsarse en el agua e incluso algunos disponían de aleta dorsal.

Se alimentaban de cefalópodos, peces y de vez en cuando de los conocidos reptiles voladores, los conocidos llamados pterosaurios.

Y por último, acompañando a los ictiosaurios y a los pliosaurios, estaban unos familiares muy cercanos de estos últimos, pero el cuello muuyyy largo. Eran muy parecidos al mítico monstruo del Lago Ness.

CIENCIA AL CUBO

Noticias

anterior siguiente