Enlaces accesibilidad

Los últimos dinosaurios de 'pico de pato' vivieron en la Península Ibérica

  • El hallazgo ha sido posible gracias a un cráneo encontrado en Huesca
  • Varios hadrosaurios coexistieron en la Península antes de extinguirse

Por
Los últimos hadrosaurios vivieron en la Península

Antes de que se extinguieran, los hadrosaurios, conocidos como dinosaurios 'de pico de pato', vivieron sus últimos años en la Península Ibérica. Así lo ha determinado un grupo de científicos a raíz del estudio de un nuevo fósil de este animal,descubierto en Huesca.

Un equipo español de paleontólogos ha publicado sus conclusiones en un artículo publicado en el Journal of Vertebrate Paleontology. Antes de producirse la hecatombe que acabó con todos los dinosaurios, varias especies de hadrosaurios coexistieron en la Península.

 Xavier Pereda-Suberbiola, uno de los autores del estudio e investigador en la Universidad del País Vasco (UPV/EHU explica que la presencia de hadrosaurios evolucionados en Europa podría deberse a fenómenos de dispersión desde Asia y Norteamérica.

"En Europa coexisten hadrosaurios evolucionados y primitivos, y la persistencia de formas basales podría tener que ver con la paleobiogeografía insular de Europa durante el Cretácico superior", manifiesta el investigador al Servicio de Información y Noticias Científicas.

Además de los fósiles hallados en la Península, se han encontrado fósiles de hadrosaurios del final del Cretácico en los Países Bajos, ¿aunque se trata de material más fragmentario que el hallado en Huesca o Lleida¿, puntualiza Pereda-Suberbiola.

Europa quedó aislada de otros continentes y esto pudo favorecer la supervivencia de ciertos linajes

Durante esa época, Europa quedó aislada de otros continentes y esto pudo favorecer la supervivencia de ciertos linajes. "Las faunas de hadrosaurios europeos son diferentes a las de Norteamérica y Asia, ambas dominadas por formas evolucionadas", explica el experto.

Junto a los hadrosaurios reconocidos por las mandíbulas fosilizadas halladas en los yacimientos de La Solana (Valencia) y Fontllonga (Lleida), convivieron un hadrosaurio lambeosaurino todavía por definir, y otro lambeosaurino recién descubierto, el Arenysaurus ardevoli.

Un cráneo articulado de gran valor

El estudio de los últimos hadrosaurios que vivieron en la Península Ibérica ha sido posible gracias al hallazgo del primer cráneo articulado de hadrosaurio descubierto en el sur de Europa, procedente de los yacimientos de Arén, en Huesca.

El cráneo pertenece a Arenysaurus ardevoli, un lambeosaurino (hadrosaurio con una cresta hueca en el cráneo).

Según los paleontólogos, el nuevo lambeosaurino vivió hace entre 65,5 y 68 millones de años, tenía una frente muy prominente, y sus relaciones de parentesco sugieren una conexión entre Asia y Europa a finales del Cretácico.

Los investigadores han localizado, además del cráneo, restos de mandíbula y elementos postcraneales como vértebras, huesos de las extremidades y de la cintura.

El registro español de hadrosaurios es el más importante de Europa. De las 50 localidades en las que se han descubierto restos de dinosaurios desde 1984, cerca de la mitad se han encontrado en Lleida y en Huesca.

Estos yacimientos destacan por haber proporcionado fósiles pertenecientes a varias especies de dinosaurios de pico de pato.

Noticias

anterior siguiente