Enlaces accesibilidad

'Paranormal activity', la nueva gallina de los huevos de oro del cine 'low cost'

  • Una cinta de terror de 15.000 dólares recauda 60 millones en cinco semanas
  • Realizada por un novato, ha alcanzado el nº1 de la taquilla de EE.UU.
  • Ya es más rentable que El Proyecto de la bruja de Blair
  • Fue grabada en siete días, con una sola cámara y actores desconocidos
  • Su estreno en España está previsto para el 27 de noviembre

Por
Tráiler de 'Paranormal activity'

Hace diez años, una película de terror sacudió las estructuras del mercado cinematográfico mundial con su rentabilidad y su originalidad. The Blair Witch Project (El proyecto de la bruja de Blair) abrió el camino a lo que empieza a tomar cuerpo de género, la película de terror de bajo presupuesto y gran recaudación.

Aquella cinta, rodada con cámaras de 16 mm y vídeo casero Hi-8, jugaba con los límites entre ficción y realidad cuando los reality-shows empezaban a triunfar en la televisión. Costó 60.000 dólares y recaudó 248 millones en todo el mundo.

A la Bruja de Blair le siguieron Saw, que en 2004 costó 1,2 millones de dólares y recaudó 103 millones en todo el mundo, o la española [Rec], que costó 1,5 millones de euros (unos 2,2 millones de dólares) y recaudó en todo el mundo 32,5 millones de dólares.

Días de cine - Estreno de 'REC 2'

Un presupuesto de 15.000 dólares recauda millones

Un nuevo representante del fenómeno arrasa en las taquillas estadounidenses. Desde su estreno el 25 de septiembre, Paranormal activity, con un presupuesto de 15.000 dólares, ya ha recaudado 63,5 millones. Y lo que queda.

Ni siquiera la sexta entrega -precisamente- de Saw ha logrado quitarle el primer puesto de la taquilla y algunos ya prevén que supere los 100 millones sólo en Estados Unidos.

Paranormal activity cuenta la historia de una pareja joven que se muda a una casa en la que parece haber presencias extrañas. Para tener pruebas de lo que ocurre, pondrán a grabar una cámara durante la noche. En ella quedarán registradas cosas increíbles.

Siete días de rodaje de un director inexperto

Pero la película de Oren Peli, un programador de videojuegos que no tenía experienciaen la dirección de cine hasta la realización de esta película, ha tenido un tortuoso camino hacia el éxito. Lo cual quizá la hace más atractiva en términos de márketing.

Después de un año aprendiendo a usar programas de edición, Peli redecoró su casa para grabar en ella una historia que fue rodada en siete días con actores absolutamente desconocidos.

La película fue rechazada por el Festival de Sundance

La película estuvo en el Screamfest Film Festival de 2007. Allí, un productor, Jason Blum, la vio y movió ficha para lograr distribución. Sin éxito. El Festival de Sundance la rechazó, pero no el Slamdance Festival. Aun así, nadie quería estrenarla en salas.

Una apuesta de Spielberg

Finalmente, el DVD llegó a manos de Steven Spielberg. Y ahí empezó todo. DreamWorks se hizo con los derechos de la cinta con la intención de hacer un remake de mayor presupuesto. Pero una cláusula en el contrato decía que antes de rodarlo tendrían que hacer proyecciones de prueba en pantallas de cine.

La prueba funcionó. Algunos de los guionistas invitados al pase se salieron en mitad de la proyección... pero no porque la película fuese aburrida, sino porque les aterrorizaba. Por eso decidieron estrenar la película original con pequeños cambios (el final, por ejemplo, sugerido por el mismo Spielberg) en lugar de rehacerla.

Sin embargo, la ruptura entre DreamWorks y Paramount paralizó el proyecto hasta junio de 2009, cuando la major incluyó la cinta en su calendario de estrenos de otoño.

Haciendo ruido en internet

En agosto, la cinta fue proyectada al aire libre en un pequeño festival. Las buenas críticas empezaron a mover la película en internet. Otra proyección en el festival de Toronto aumentó el ruido mediático poco después.

El estreno oficial tuvo lugar en 13 ciudades universitarias. Si quieres verla en tu ciudad, "pídelo", decía el tráiler mientras remitía a una página donde los usuarios podían pedir que se estrenase. Cuando las peticiones llegaron a un millón, el filme fue lanzado en todo el país.

Una semana después del estreno, fue proyectada en 160 salas y se situó en el cuarto lugar de la taquilla. Siete días más tarde, eran 763 salas y la película escalaba al tercer puesto. En su quinta semana, proyectada en 1.950 salas de todo Estados Unidos, Paranormal activity ha alcanzado lo más alto de la taquilla.

Ya se sabe que Oren Peli, el artífice del producto, va a rodar una segunda película, una historia de extraterrestres, aunque todavía no tiene quien se la produzca. ¿Será un fracaso como la secuela de la Bruja de Blair o un éxito como las de Saw o [Rec]?

Difícil saberlo, pero mientras, películas como éstas (que sean todas ellas del género de terror no parece casual) demuestran que el éxito en el cine es mucho más que una cuestión de dinero.

Noticias

anterior siguiente