Enlaces accesibilidad

Israel restringe agua a los palestinos, según Amnistía Internacional

  • Denuncia en un informe las restricciones de agua en los territorios ocupados
  • El consumo diario de agua por persona fue cuatro veces mayor en Israel que en Palestina
  • Israel asegura cumplir las obligaciones del acuerdo de Oslo de 1993

Por
Amnistía Internacional denuncia que Israel impide que los palestinos tengan acceso a un mínimo de agua limpia

La organización en defensa de los derechos humanos, Amnistía Internacional, ha publicado un informe este martes que las restricciones israelíes impidieron que los palestinos recibieran suficiente agua en los territorios ocupados de Cisjordania y la Franja de Gaza.

El informe asegura que el consumo diario de agua per cápita de Israel fue cuatro veces mayor que en los territorios palestinos.

'El agua es una necesidad básica y un derecho, pero para muchos palestinos, la obtención de cantidades de agua de mala calidad y básicas para el nivel de subsistencia, se ha convertido en un lujo que apenas pueden pagar', ha informado Donatella Rovera, de Amnistía.

Un portavoz del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha calificado la declaración de Amnistía Internacional de que Israel estaba privando a los palestinos de agua como 'absurda'.

Israel dice que ha cumplido con sus obligaciones consignadas en el acuerdo de Oslo de 1993, mientras que los palestinos no han logrado satisfacer sus propias necesidades para reciclar el agua y distribuirla de manera eficiente.

'Israel suministró a los palestinos 20,8 millones de litros cúbicos por encima de lo que está obligado a hacer en virtud del acuerdo del agua', ha explicado el portavoz de Netanyahu, Mark Regev.

Escasez de agua sin precedentes

El propio Israel se está enfrentando en los últimos tiempos a unos niveles de escasez de agua sin precedente, al aumento de los aranceles y a controles de la mayor parte de los suministros de la Ribera Occidental.

Israel vende agua a los palestinos dentro de las cuotas acordadas en los acuerdos de Oslo que, según grupos de derechos humanos, no se han aumentado en consonancia con el crecimiento de la población.

El informe dice que el acuífero costero de Gaza, su único recurso de agua dulce, había sido contaminada por la infiltración de agua de mar y las aguas negras y degradada por la extracción excesiva.

Israel mantiene el bloqueo de la Franja de Gaza, una zona tomada por el movimiento islamista Hamás, que derrotó a las fuerzas leales al presidente palestino Mahmoud Abbas, respaldado por Occidente, en 2007.

Disparidad en las cifras

La autoridad responsable del agua en Israel ha declarado que el informe es 'por lo menos, parcial e incorrecto', y ha asegurado que, si bien existe una brecha de agua, no es tan grande como se presenta en las conclusiones de Amnistía Internacional.

Amnistía ha dicho que el consumo de agua en Israel era de 300 litros diarios por persona y 70 litros al día en la Ribera Occidental y la Franja de Gaza.

Cifras que Israel ha calificado de  'engañosas, porque han tenido en cuenta la distribución interna y no han comparado el consumo total de agua'. Ellos han confirmado que las cifras totales fueron de 408 litros por día para los israelíes y 287 litros para los palestinos.

El informe de Amnistía describe cómo los palestinos en la Ribera Occidental tuvieron que recibir el agua mediante camiones cisterna que se vieron obligados a dar largos rodeos para evitar los controles militares israelíes y las carreteras de acceso prohibido a los palestinos.

La situación actual ha dado lugar a fuertes incrementos en los precios del agua, según el informe.

Noticias

anterior siguiente