Enlaces accesibilidad

Inundaciones y cortes de luz en Vizcaya por las fuertes lluvias

  • Lekeitio y Bermeo son las zonas más afectadas, aunque sin daños personales
  • En Bermeo se han superado los 157 litros de agua por metro cuadrado
  • El Gobierno vasco mantiene activado el Plan de Emergencia para Inundaciones fase 1
  • Ni en Álava ni en Guipúzcoa se han producido problemas de importancia

Por
Alerta roja en el País Vasco hasta medianoche por intensas lluvias en Vizcaya y Guipúzcoa
Las fuertes lluvias caídas este viernes en Euskadi, especialmente en la costa, han causado inundaciones y cortes de luz y teléfono en varias calles y locales de los municipios vizcaínos de Bermeo y Lekeitio, así como balsas y desprendimientos en carreteras.

El departamento vasco de Interior ha activado este mediodía el Plan de Emergencia para Inundaciones en fase 1 (el nivel máximo es 3) y ha decidido mantener la alerta de fuertes lluvias durante toda la jornada, a la espera de que las precipitaciones disminuyan a partir de este sábado.

La directora de Atención de Emergencias del departamento de Interior, Elena Moreno, que ha presidido la Mesa de Crisis que se ha constituido en Bilbao, se ha referido a las "cifras históricas" de precipitaciones registradas en municipios como Bermeo, donde se han superado los 157 litros por metro cuadrado de lluvia acumulada, con picos de casi 20 litros en 10 minutos.

Moreno ha destacado que la lluvia no ha provocado ningún daño personal y ha detallado que los incidentes generados, tales como balsas y cortes en las carreteras y accidentes asociados, inundaciones de algunas lonjas e interrupciones del suministro eléctrico y telefónico, "no han sido especialmente graves" y han ido "poco a poco disminuyendo".

Además, el acceso por carretera a Bermeo desde Sollube y Bakio y el procedente de Gernika han sido cerrados, aunque este último ya se ha reabierto.

Desalojo de la Escuela Pública de Lekeitio

Mientras, en Lekeitio se ha desalojado la Escuela Pública en torno a las doce del mediodía, ya que, aunque a esa hora la lluvia había remitido, el agua que caía del monte ha motivado el desalojo preventivo del centro y ha obligado a los bomberos a realizar achiques.

Las fuertes precipitaciones también han causado la inundación de varios garajes y lonjas en el barrio de Urbi de Basauri (Vizcaya), que se han visto anegados como consecuencia de la saturación de las arquetas.

En Álava la lluvia no ha provocado grandes complicaciones, aunque algunos edificios, como las dependencias del campo de fútbol de Mendizorroza, han tenido goteras por los sitios que resultaron dañados durante la granizada del pasado 1 de julio.

En territorio guipuzcoano no se han generado problemas de importancia, aunque, según ha advertido la directora de Atención de Emergencias, a lo largo de la tarde la tormenta se ha ido desplazando dirección este, hacia el interior de este territorio.

En alerta

Las previsiones de lluvia alertaban de que podían acumularse más de 80 litros de agua por metro cuadrado. Los niveles de los ríos siguen por debajo del nivel de alerta.

Ante esta situación, el Departamento de Interior ha recomendado a la población cercana a los ríos mantenerse alerta, evitar aparcar los vehículos en las cercanías de los cauces y estar preparados para desalojar lonjas y garajes.

Además, a toda la población en general, que se mantenga informada, adopte medidas de autoprotección y evite en la medida de lo posible actividades de riesgo en el mar, y en la naturaleza en general.

Asimismo, desde el Gobierno vasco se recomienda evitar en lo posible los desplazamientos por carretera y en caso de viajar aumentar la atención por la posible presencia de balsas de agua y desprendimientos en la calzada.

Noticias

anterior siguiente