Enlaces accesibilidad

La India pierde contacto con la sonda lunar Chandrayaan 1

  • Fue lanzada en octubre para trazar un mapa tridimensional del satélite
  • Según la agencia espacial india, ISRO, su antena no funciona
  • La nave ha completado 3.400 órbitas en torno a la luna

Por
La Organización India de Investigación Espacial (ISRO) ha perdido el contacto por radio con la sonda lunar Chandrayaan 1, lanzada el pasado mes de octubre desde la Bahía de Bengala para trazar un mapa tridimensional de la luna y estudiar sus minerales.

"Hemos perdido la comunicación con la nave a primera hora del sábado. Los intentos por restablecer contacto han sido inútiles. La misión puede darse por perdida", ha dicho el director de relaciones públicas y portavoz de la ISRO, S. Satish, citado por la agencia IANS.

Satish ha precisado que la antena de la Chandrayaan ha dejado de funcionar y que los científicos del ISRO, con sede en la ciudad india meridional de Bangalore, no logran establecer contacto ni obtener respuesta.

"Quizá tengamos que abandonar la nave si no somos capaces de establecer contacto por radio de nuevo. Continuará en órbita alrededor de la luna a 200 kilómetros. Si no es controlada, podría estrellarse contra la superficie lunar", ha agregado Satish.

Horas antes de las declaraciones de Satish, la organización espacial había emitido un comunicado en el que ha precisado que el último contacto fue establecido a las 01.30 hora local (20.00 GMT del viernes) y que los últimos datos de la sonda fueron recibidos una hora antes.

"La nave espacial ha completado 312 días en órbita, ha realizado 3.400 órbitas alrededor de la luna y ha aportado un amplio volumen de datos desde sofisticados sensores", ha asegurado el ISRO en la nota, en la que ha agregado que se han cumplido la mayoría de los objetivos para los que fue lanzada.

"La nave se ha vuelto muda"

"En términos simples, la nave espacial se ha vuelto muda. No puede hablar", dijo a la agencia PTI una fuente del ISRO, que ha pedido no ser identificada.

Los científicos continúan revisando los datos telemétricos para determinar el estado de los subsistemas de la nave, que orbita alrededor de la luna cada 100 minutos.

El pasado 22 de octubre, la nave Chandrayaan 1 ha despegado con éxito a bordo de un vehículo de lanzamiento de satélites polares desde la única instalación espacial del país, ubicada en la isla sureña de Sriharikota, en la Bahía de Bengala.

La sonda, que tuvo un coste de 3.860 millones de rupias (unos 78 millones de dólares), viajó hacia la Luna equipada con once instrumentos científicos, para trazar un mapa tridimensional del satélite y estudiar su composición geológica.

Con el lanzamiento del Chandrayaan ("Vehículo lunar"), la India se unió al club de potencias con misiones en el satélite, integrado por Rusia (antigua Unión Soviética), Estados Unidos, la Agencia Espacial Europea, China y Japón.

Noticias

anterior siguiente