Enlaces accesibilidad

Berlusconi demanda a varios periódicos, incluidos los españoles, por difamación

  • El periódico lleva meses publicando preguntas sobre sus relaciones amorosas
  • Il Cavaliere trata de limpiar su imagen a través de los tribunales
  • Medios italianos creen que trata de hacerse con acciones de una editorial española

Por
Silvio Berlusconi ha lanzado una campaña de acciones legales contra los medios de comunicación en Italia y en el extranjero, entre ellos Gran Bretaña, Francia y España, por difamación en su cobertura de su vida privada, según ha dicho su abogado este viernes.

El abogado del primer ministro, Niccolo Ghedini ha afirmado que ya había presentado demandas contra las publicaciones de prensa en Italia, Francia y España, y había dado instrucciones a los abogados en Gran Bretaña para estudiar los posibles casos de difamación allí.

También a medios italianos

El periódico de la oposición italiana lleva dos meses publicando insistentemente 10 preguntas al presidente del Consejo de ministros. Las preguntas hacen referencia a cuando conoció a Noemí Leticia, la joven adolescente que le tuvo como invitado en su 18 cumpleaños.

También se interroga sobre los vuelos de estado, las prostitutas, o su comportamiento contradictorio con las normas de la familia que dice defender.

Il Cavaliere considera que la repetición de estas preguntas no busca una respuesta sino inducir al lector a pensar que la persona interrogada no quiere responder.

Berlusconi ha firmado la demanda el lunes pasado. Además de las preguntas, en la solicitud se incluye también un artículo publicado por la Repubblica a principios de agosto bajo el epígrafe "Berlusconi ya es chantajeable".

Berlusconi se defiende

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi,  trata de limpiar su imagen no sólo en los tribunales sino por todos los medios. La televisión pública italiana RAI ha prohibido la emisión del tráiler de un documental crítico con el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, titulado Videocracy.

Además, algunos medios indican que el primer ministro pretende hacerse con un importante paquete de acciones de algún grupo editorial español.


Noticias

anterior siguiente