Enlaces accesibilidad

Trabajo, abierto a adelantar los 420 euros de los parados, pero según el coste económico

  • La secretaria de Empleo dice que hay que ver el coste que conllevaría
  • Afirma, tras la Conferencia Sectorial de Empleo, que aún no hay ningún acuerdo
  • Rojo rechaza que la medida sea "improvisada" o "un parche"
  • La FEMP ha propuesto aumentar la ayuda en 200 euros con dinero autonómico
  • Quiere que puedan llegar al salario mínimo interprofesional y sigan cotizando

Por
El Gobierno se plantea ampliar la ayuda de 420 euros
La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, ha afirmado que el Gobierno "está abierto" a la posibilidad de adelantar el plazo para la percepción de los 420 euros a los parados que no cobren ningún subsidio, siempre teniendo en cuenta "el compromiso económico que conlleva".

Así lo ha explicado en declaraciones a los periodistas en el marco de la Conferencia Sectorial, donde ha recordado que la medida "tiene un alto coste". Así, ha indicado que desde el 1 de agosto -como recoge el Real Decreto- durante seis meses y beneficiando a 340.000 personas el coste es de 642 millones.

En todo caso, Rojo ha querido dejar claro que por el momento "no hay un acuerdo ni nada cerrado", a la vez que ha recordado que la iniciativa "nunca ha tenido vocación universal".

La ayuda está prevista que se convalide en el Congreso de los Diputados la próxima semana. Antes, previsiblemente, se reunirán Gobierno y sindicatos para analizar la posibilidad de ampliar la misma.

La secretaria general de Empleo también ha salido al paso de las críticas, para defender que la medida "no es improvisada, no es un parche y no es arbitraria". Además, ha asegurado que "ha entrado en vigor con la máxima celeridad y diligencia".

La FEMP propone aumentar la ayuda en 200 euros

Por su parte, el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, ha propuesto que la ayuda de 420 euros a los parados se complemente con 200 euros de las comunidades para que quienes se beneficien de ella puedan llegar al salario mínimo interprofesional y no dejar de cotizar.

La idea de la FEMP es que la medida pase de ser una política pasiva de empleo a una activa, pues estas personas podrían trabajar en una especie de escuela taller o casa de oficio.

Así lo ha explicado Castro en declaraciones a los periodistas en un receso de la Conferencia Sectorial de Empleo, en la que Gobierno y comunidades autónomas analizan la ayuda de 420 euros a los parados que ya no tienen derecho a prestación.

El alcalde de Getafe ha señalado que así se financia empleo y no paro, pues las personas que reciben esos 620 euros a la vez que se forman están desempeñando un trabajo. El coste social del trabajador correría también a cargo de las comunidades.

Los ayuntamientos por su parte se comprometen a facilitar los materiales necesarios para que se lleven a cabo las labores que desempeñarían estas personas.

El responsable de la FEMP ha puesto como ejemplo que se podrían restaurar muchos edificios e iglesias en el Camino de Santiago, con lo que además se potenciaría el turismo.

Castro ha afirmado que esta iniciativa cuenta con el apoyo de algunas comunidades autónomas, entre las que se encuentran Andalucía y Cataluña.

Noticias

anterior siguiente