Enlaces accesibilidad

Ciudad Real multa por saltar y correr en la calle o por conducir animales en grupo sin permiso

Por
Correr o saltar en la vía pública, 75€; tirar cera al suelo durante procesiones, 75€; conducir animales en grupo sin autorización muncipal, otros 75€. La última ordenanza municipal de Ciudad Real, publicada el 29 de junio, recoge medidas como éstas que han hecho saltar la alarma entre los vecinos.

El texto arroja dudas debido a algunas ambigüedades en su redacción. Por ejemplo, no especifica a qué se refiere con "conducir animales en grupo": pasear dos perros o conducir un rebaño de ovejas por el centro de la ciudad.

Aunque la última ordenanaza contó con la oposición socialista en el ayuntamiento, son ahora muchos los que piden su anulación. Si bien cabe mencionar que la normativa que impide tirar cera durante la celebración de procesiones está pendiente de estudio y parece que podría ser abolida.

RTVE.es ha querido recoger el testimonio del Ayuntamiento, pero tras numerosos intentos ha sido imposible hablar con un portavoz dispuesto a dar una opinión al respecto.

Los bares deben serigrafiar sus servilletas

Entre las otras polémicas medidas destaca la obligación a bares y restaurantes de serigrafiar sus servilletas, una medida que según indicó a medios locales el portavoz del equipo de Gobierno, Francisco Cañizares, sólo pretende "perseguir" a los hosteleros que no limpian sus terrazas.

En relación a la Ordenanza de Movilidad, Cañizares señaló que se trata de perseguir las conductas incívicas "A nadie se le va sancionar, por ejemplo, por correr detrás de un autobús o saltar, pero sí que es cierto que a veces se producen determinados comportamientos que sin esta ordenanza quedarían sin poderse controlar ni vigilar".

Y lo cierto es que esta normativa en concreto, que prohíbe saltar y correr en la vía pública si molesta a otros, también está contemplada en la ordenanza municipal de Madrid.

Mala interpretación del texto

Por su parte, la concejala de Movilidad, Teresa Aguirre, aseguró el pasado julio a medios locales que la polémica que acompaña la entrada en vigor de la nueva ordenanza se debe a una mala interpretación por parte de los ciudadanos y de los medios. No obstante, tal y como se puede leer en la ordenaza está prohibido saltar y correr en la calle, conducir animales en grupo sin permiso municipal o tirar cera durante las procesiones

Aguirre, explicó que el documento legal hay que leerlo como un libro, de principio a fin. "Las normas hay que interpretarlas, generalmente cuando cogemos un libro el lector comienza su lectura por el prólogo, no se va al final. Hay que leer el contenido y hay que saber interpretar ese contenido y no quedarse solo con el cuadro de sanciones".


Desde el Ayuntamiento sólo han mencionado la posibilidad de que el texto sea estudiado para una posible modificación.

Noticias

anterior siguiente