Enlaces accesibilidad

ETA vuelve a poner a Mallorca en su punto de mira

  • Diez días atrás la banda terrorista asesinó a dos guardias civiles en la isla
  • En 1991 atacó viviendas de militares con el resultado de varios heridos leves
  • En dos ocasiones ETA ha intentado atentar contra el Rey en Mallorca

Por
ETA vuelve a golpear en Mallorca
Los artefactos de escasa potencia colocados este domingo por ETA en diferentes establecimientos en Palma de Mallorca suponen la segunda actuación de la banda terrorista en la isla en once días, tras el asesinato el pasado 30 de julio de dos guardias civiles.

Los agentes Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salva fallecieron a raíz de la explosión de una bomba-lapa en el coche patrulla en el que se encontraban, en el cuartel de la Guardia Civil en la localidad de Palmanova, próxima a Mallorca.

Diez días después de este atentado mortal, la banda terrorista ha hecho publico un comunicado en el diario Gara en el que reivindica la autoría de los últimos atentados, al tiempo que avisaba esta mañana, en una llamada a radio-taxi de Guipúzcoa, de la colocación de varios artefactos en establecimientos de la capital balear, que explotarían entre las 12 y las 18 horas.

ETA ha vuelto así a elegir como escenario de sus acciones Palma de Mallorca, ciudad en la que veranea la Familia Real, con la explosión de tres artefactos de escasa potencia, dos de ellos en dos restaurantes de la zona de Portitxol, cerca de la catedral, y un tercero en los subterráneos de la Plaza Mayor, también en el centro.

Precisamente el sábado el Rey, acompañado por los Príncipes de Asturias, presidió en el recinto Ses Voltes del Parc de la Mar, al pie de la catedral, la entrega de trofeos a los ganadores de la 28 Copa del Rey de Vela.

No atentaba en Baleares desde 1991

Hasta este verano, ETA no había vuelto a actuar en Baleares desde el 30 de julio 1991, cuando cometió dos atentados contra viviendas de militares en Palma de Mallorca.

La primera de estas acciones se produjo al estallar un artefacto confeccionado con bombonas de butano en el número 68 de las calle Arquitecto Bennasar de la capital mallorquina, en un chalé en el que vivían cuatro alféreces de complemento. Hubo dos heridos leves.

Casi al mismo tiempo se registró una segunda explosión en la plaza de Puerta del Campo de Palma, al estallar un vehículo cargado con bombonas de gas butano y explosivos frente a una vivienda ocupada por quince familiares de militares. La explosión provocó heridos leves y desperfectos.

El 30 de octubre de ese año, otro coche-bomba fue descubierto y explosionado por miembros del Tedax en la calle Misión de San Diego, en la playa de Palma, frente a un hotel, donde fue abandonado tres meses antes.

Por estas acciones terroristas la Audiencia Nacional condenó el 14 de marzo de 2005 a 41 años y seis meses de prisión al etarra José Luis Urrusolo Sistiaga.

Intentos de atentado contra el Rey

Además de estos atentados, ETA intentó atentar contra el Rey Juan Carlos en dos ocasiones en Mallorca.

El 9 de agosto de 1995, los etarras José Rego Vidal, Iñigo Rego, hijo del anterior, y José García Sertucha fueron detenidos por intentar atentar contra el Rey en la capital balear.

Los tres etarras fueron condenados a 109 años de prisión por la Audiencia Nacional el 21 de julio de 1997. En la sentencia se reflejó que el Rey estuvo en tres ocasiones en el punto de mira de los terroristas, pero no dispararon por no tener la huida preparada.

El 11 de febrero de 2005 fue detenido en Basauri (Vizcaya) el etarra liberado Javier Pérez Aldunate, quien, según las investigaciones policiales, recibió órdenes de ETA para atentar contra el Rey durante la Semana Santa del año anterior. No pudo perpetrar el atentado al no recibir el rifle de precisión que necesitaba.

Fue condenado a 41 años de prisión por la Audiencia Nacional el 5 de octubre de 2006.

Noticias

anterior siguiente