Enlaces accesibilidad

La policía carga contra los manifestantes opositores durante la jura de Ahmadineyad como presidente

  • Ahmadineyad jura su cargo entre protestas y un fuerte despliegue policial
  • Los agentes han dispersado a los manifestantes con gases lacrimógenos
  • También han tomado las calles adyacentes y han detenido a varias personas
  • Ahmadineyad asegura que Irán seguirá resistiendo frente a las potencias opresoras
  • Tras la investidura, Ahmadineyad tiene dos semanas para presentar su nuevo gabinete
  • La oposición sigue denunciando fraude en el escrutinio de las elecciones de 12 de junio 

Por
Miles de personas se manifiestan frente al Parlamento de Teherán
El presidente electo de Irán, Mahmud Ahmadineyad, ha jurado su cargo para un segundo mandato mientras la Policía ha impedido las protestas de miles de opositores congregados en las inmediaciones del Parlamento islámico.

Según varios testigos, los agentes han detenido a varios manifestantes y han dispersado con gases lacrimógenos a cientos de seguidores del líder reformista Mousaví, que continúan denunciando fraude en el escrutinio de las elecciones del pasado 12 de junio.

Ahmadineyad, en su discurso de investidura, ha asegurado que Irán seguirá resistiendo frente a las potencias opresoras y ha manifestado que el resultado de las elecciones es el inicio de cambios importantes para Irán y para todo el mundo.

Durante la jura, también ha declarado que Irán desea la paz y la seguridad para toda la humanidad y que por ello se opondrá a las potencias que cometen injusticias y agresiones.

Despliegue policial sin precedentes

La plaza y calles adyacentes al Parlamento islámico amanecieron rodeadas por un fuerte dispositivo policial, compuesto por 5.000 agentes, ante la convocatoria de protestas de los opositores.

Los agentes no permiten que nadie se detenga y han tomado igualmente las calles adyacentes para impedir que los opositores puedan tratar de escapar, en caso de enfrentamientos.

Las fuerzas de seguridad han ordenado el cierre de todos los comercios y establecimientos en la zona.

Segundo mandato presidencial polémico

El pasado lunes, el líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, otorgó a Ahmadineyad la orden firmada para ratificar su segundo mandato en la Presidencia en un acto organizado en el hoseiniye (mezquita chií) del imán Jomeini, al norte de Teherán.

Al acto no asistieron el jefe de la Asamblea de Expertos, el ayatolá Ali Akbar Hashemi Rafsanyani, y otros personajes reformistas como el ex presidente iraní, Mohamad Jatami.

Sin apoyo de la comunidad internacional

Tampoco las principales potencias occidentales dan su apoyo al presidente electo de Irán. Ni Barack Obama, ni Nicolas Sarkozy, ni Ángela Merkel, ni Gordon Brown han felicitado por carta a Mahmud Ahmadineyad por haber sido reelegido presidente de Irán.

Ahmadineyad, que cuenta ahora con un plazo de dos semanas para presentar al Parlamento los miembros de su nuevo gabinete, ya ha contestado a la comunidad internacional que "en Irán nadie está esperando una felicitación de líderes occidentales".

Los partidarios de los dos candidatos reformistas salieron a las calles en las principales ciudades iraníes, especialmente en Teherán, para protestar contra el escrutinio electoral. Las manifestaciones fueron reprimidas con contundencia por los milicianos Basij y los guardianes de la revolución con un resultado de 20 muertos y miles de detenidos, según los datos oficiales.

Noticias

anterior siguiente