Enlaces accesibilidad

El Gobierno apuesta por el diálogo social pero tomará las "medidas precisas" si se rompe

  • El ministro de Trabajo confía en que los agentes sociales lleguen a un acuerdo
  • En caso contrario, el Gobierno tomará "cuantas medidas sean precisas"
  • Corbacho dice que "no es asumible" una rebaja de 5 puntos ni de 3,5 en las cotizaciones

Por
En días como hoy - Corbacho insiste: "No se va a poner en riesgo la Seguridad Social"
El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, espera que se llegue a un consenso en la negociación del diálogo social pero afirma que "si no es posible" el Gobierno "tomará cuantas medidas sean precisas".

En una entrevista en Radio Nacional, Corbacho señala que un acuerdo entre empresarios y sindicatos contribuiría a la paz social y a enviar "un mensaje de confianza a los ciudadanos" pero  si finalmente el diálogo social no llega a buen puerto el Ejecutivo tomará medidas y "las comentará bilateralmente con quien considere oportuno".

El último capítulo del diálogo social, una cena en la Moncloa con los agentes sociales terminó sin acuerdo después de que en una reunión en la tarde del miércoles la patronal considerara "insuficiente" la oferta de Trabajo de rebajar un 1,5% las cotizaciones de los empresarios a la Seguridad Social.

El titular de Trabajo señala que la rebaja de cinco puntos que proponía la CEOE supondría un coste de 18.000 millones de euros. Un gasto que pondría en peligro la sostenibilidad del sistema público de pensiones, por lo que Corbacho ha subrayado que el Gobierno "no puede decir que sí".

Cotizaciones sociales

El ministro ha explicado que un sólo punto de rebaja supone 3.700 millones de euros, cuando el superávit de la Seguridad Social se reduce a 3.000 millones, por lo que "ni una rebaja del 5% ni del 3,5% son asumibles".

Minutos antes, el vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, ha revelado en Radio Nacional que los empresarios podrían rebajar su exigencia a 2,5 ó 3 puntos y también insisten en avanzar en la reforma del mercado laboral.

Fernández ha indicado que "quieren firmar algo antes de agosto" pero que el Ejecutivo y los sindicatos deben flexibilizar sus posiciones.
  
Corbacho, que recuerda que la patronal pidió el miércoles un plazo de 24 horas para matizar sus propuestas, opina que el diálogo social no se puede centrar en hablar de porcentajes y afirma que el documento que está sobre la mesa es muy amplio y aborda muchas materias.

Preguntado sobre si el Ejecutivo ha tomado partido por los sindicatos en la negociación, Corbacho ha indicado que está "más cerca del sentido común" y que la crisis económica y el desempleo que sufre España "no se debe a las rigideces del mercado laboral" sino a las repercusiones de la crisis financiera internacional.

Corbacho también ha recordado a los empresarios que tienen la posibilidad de obtener una bonificación del 100% en las cuotas de la Seguridad Social si contratan a parados. Una medida que, en opinión del ministro, la patronal "no tiene interés en publicitar".

Noticias

anterior siguiente