Enlaces accesibilidad

La policía iraní detiene a 15 seguidores de Mousaví en el sermón en la Universidad de Teherán

  • Rafsanyani afirma que "un gran grupo" de iraníes tienen dudas sobre las elecciones
  • El ayatolá reivindica la libertad de prensa y pide la liberación de los opositores
  • El sermón ha sido interrumpido por gritos a favor de Mousaví y en contra de Almadineyah

Enlaces relacionados

Por
Detienen a 15 seguidores de Mousaví en el sermón del viernes
La policía iraní ha disuelto con gases lacrimógenos y porras a los seguidores del líder opositor Mir Hosein Mousaví que asistían al sermón del ayatolá Rafsanyani, considerado su principal apoyo, en las afueras de la Universidad de Teherán.

Un testigo presencial citado por la agencia Reuters apunta que al menos 15 personas han sido detenidas.

Habían acudido al llamamiento de Mousaví para protestar por los resultados de las últimas elecciones presidenciales iraníes que ratificaron a Mahmud Almadineyah en el cargo el pasado 12 de junio. En los disturbios de los días siguientes se registraron al menos una veintena de muertos, cientos de heridos y más de mil arrestados.

El sermón estaba siendo retransmitido en directo por la radio y la televisión. Durante su desarrollo se han podido oír proclamas a favor de Mousaví y gritos en contra de Almadineyah. Precisamente el presidente iraní ha nombrado a un nuevo responsable del programa nuclear y ha realizado otros cambios en su gabinete.

En su alocución Rafsanyani ha hecho un llamamiento a la libertad de prensa "dentro del marco de la ley" y a liberar a todos los detenidos por participar en manifestaciones a favor de la oposición.

Dudas sobre las elecciones

El ayatolá también ha señalado que "un gran grupo de iraníes" tienen dudas sobre los resultados electorales. Rafsanyani ha subrayado la importancia del papel del pueblo en la república islámica, sin el que ésta "no seguirá en pie".

El llamado "movimiento verde" había convocado a través de un mensaje divulgado por correo electrónico a "todos los iraníes, musulmanes o no musulmanes, vecinos de Teherán o de cualquier otra ciudad" a que acudieran al sermón de forma masiva.

Al término del discurso, una multitud de seguidores de Mousaví se están manifestando en el centro de Teherán. Un testigo señala que "visten brazaletes de color verde, muestran pancantas con la imagen del líder opositor y hacen el signo de la victoria".

Los miles de manifestantes gritan "Alá es grande" y están rodeados por un "cordón de seguridad". France Press adelanta que se han producido varios arrestos pero no concreta una cifra.

Noticias

anterior siguiente