Enlaces accesibilidad

Mahmud Ahmadineyad nombra al Ali Akbar Salehi nuevo responsable nuclear iraní

  • Akbar Saleki fue representante de Teherán ante la OIEA
  • Rahin Mashai será nombrado vicepresidente primero del Gobierno iraní
  • El actual vicepresidente primero, Parviz Davudi, pasa a ser asesor del presidente

Por
El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha nombrado como nuevo responsable en materia nuclear a Ali Akbar Salehi, ex representante de Teherán ante el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), según la agencia oficial IRNA.

Salehi sustituirá frente a este organismo a Gholamreza Aghazadeh, que ocupaba ese puesto desde 1997 y había presentado su dimisión hace 20 días.

Este nombramiento forma parte de los cambios que el presidente iraní va a introducir en su gabinete para un nuevo mandato de cuatro años. Los nuevos cargos no significan la modificación de la política nuclear de la república islámica.

Rahim Mashai, amigo de infancia de Ahmadineyad y cuya hija está casada con un hijo del mandatario, será nombrado vicepresidente primero. Actualmente ocupa los cargos de vicepresidente y director del organismo del Turismo y la Herencia Cultural.

El actual vicepresidente primero, Parviz Davudi, otro amigo de estudios de Ahmadineyad, pasará a convertirse en su asesor en el décimo Gobierno de Teherán tras la revolución islámica de 1979.

El ministerio iraní del Interior dio a Ahmadineyad la victoria en las elecciones presidenciales del pasado 12 de julio ante las protestas de los otros tres candidatos, que calificaron de "fraudulentos" a los comicios.

El candidato reformistas y el principal rival electoral de Ahmadineyad, Mir Hosein Mousaví, y el otro candidato reformista, Mahdi Karrubí, habían pedido la anulación de estos comicios, lo que fue descartado por el Consejo de Guardianes, máxima autoridad electoral iraní.

Tras las últimas elecciones, Irán ha atravesado la mayor crisis política desde la Revolución Islámica de 1979. El pueblo ha mostrado su rechazo al Gobierno y se ha manifestado contrs la política ultraconservadora de Ahmadineyad.


Noticias

anterior siguiente