Enlaces accesibilidad

Peligrosísimo encierro de los Ventorrillo con carreras espectaculares

  • Rapídisimo encierro que se salda en 2.20 minutos
  • No se registran heridos por asta de toro, aunque sí contusionados
  • En la curva de Estafeta se ha vivido uno de los momentos más emocionantes
  • Un joven ha corrido en paralelo al vallado y los toros librando de milago la cornada
  • Consulta todos los vídeos y las mejores fotos en nuestro especial
  • Así te contamso el primer y segundo encierro de las fiestas

Por
Tercer encierro San Fermín 2009

Los toros del Ventorrillo han protagonizado un peligrosísimo tercer encierro de los Sanfermines 2009, en el que las caídas de los corredores han provocado momentos de intesa emoción en Estafeta en un encierro rapidísimo, que ha durado 2.20 minutos.

Según informan los servicios médicos, no se ha registrado ningún herido por asta, aunque cinco personas han sido trasladadas a centros por politraumatismos.

La torada ha corrido compacta durante la primera parte del encierro y en la cuesta de Santo Domingo se han registrado pisotones y resbalones. En la plaza del Ayuntamiento se ha partido en dos la manada. Tres cabestros abrían paso entre la multitud, en un encierro en el que ha habido gran afluencia de público.

La carrera más emocionante en lo que va de fiestas la ha protagonizado un mozo en el tramo que va del Ayuntamiento a la calle Estafeta, que ha corrido varios metros entre el vallado y los toros librando de milagro la cornada. Vea aquí el momento de la carrera.

Camino de la plaza, en el tramo de Telefónica, la manada corría disgregada y con constantes caídas de los corredores. Lo que más llamaba la atención de los toros de hoy eran sus diversas capas: dos colorados, dos castaños, un burlaco y un negro. Han corrido rapidísimo, protagonizando el encierro más veloz de todos los vividos este año.

Tal y como cuenta Gorka Azpilicueta, uno de los corredores que han participado del encierro de este miércoles, "ahora ya es raro encontrarse con encierros lentos. Los toros hoy han venido muy fuertes. Se han caído un par de veces al suelo, pero no han perdido al grupo y es difícil seguirles".

Él pone voz a la queja de muchos: "Ahora es muy complicado ponerse ante la cara del toro, porque hay tanta gente, que a veces uno piensa si merece la pena venir".

El peso de los toros que hemos podido ver esta mañana varían de los 495 a los 645 kilos. Ésta ha sido la segunda ocasión en la que las reses de esta ganadería toledana han corrido por las calles de Pamplona, después de que el pasado año se estrenaran con un encierro relativamente limpio, con sólo un corneado.

Noticias

anterior siguiente