Enlaces accesibilidad

Los militares impiden el aterrizaje de Zelaya y causan las primeras víctimas

  • El presidente depuesto ha abortado en el último momento su regreso a Tegucigalpa
  • El Ejército ha disparado a sus seguidores, que trataban de entrar al aeropuerto
  • Mel se ha dirigido a El Salvador, donde se reunirá con otros presidentes sudamericanos
  • El presidente golpista modera su discurso respecto a Zelaya y ofrece diálogo al exterior
  • Los hondureños volverán a las calles este lunes para pedir la vuelta al orden constitucional

Por
Varios vehículos militares ocupaban las pistas para impedir que el avión de Zelaya tomara tierra
El canciller hondureño, Enrique Ortez, ha asegurado que son dos las personas que resultaron muertas en los incidentes durante las manifestaciones que se produjeron en el aeropuerto en favor del depuesto presidente Manuel Zelaya. Uno de los fallecidos es un joven de 19 años.

"Podemos confirmar que ha habido dos muertos", dijo el ministro hondureño del nuevo Gobierno en entrevista con la emisora colombiana Caracol Radio, en la que señaló además que existe "la certeza de que la policía no fue".

Agregó además que tienen fotografías aéreas que prueban que el Ejército de Nicaragua efectuó movilizaciones en la frontera, pero después de una solicitud "cordial" detuvieron esos movimientos.
"Solo hay una cosa que no es negociable: el regreso del ex presidente Zelaya", puntualizó.

La llegada de Zelaya

Miles de personas esperaban a Zelaya en el aeropuerto y la Policía ha empleado la fuerza para dispersar a los manifestantes. Además, han bloqueado las pistas de aterrizaje con camiones para impedir que Zealya pisara pista.

Finalmente, Zelaya ha aterrizado en Nicaragua para posteriormente acudir a El Salvador, mientras en Honduras la manifestación se ha disuelto al entrar en vigor a las 18.30 horas (02.30 del lunes en la España peninsular) el toque de queda que se repite desde el golpe del día 28, aunque adelantado en esta ocasión en tres horas.

El aparato de Zelaya, en el que también viajaba el presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel D'Escoto, efectuó dos pasadas por el aeropuerto de Toncontín poco antes de las 17.30 horas.

En tierra, varios vehículos militares impedían el acceso a las pistas, donde también había soldados apostados. Zelaya ha dicho desde el avión a la cadena Telesur que han recibido la amenaza de ser "interceptados por la fuerza aérea".

El político había despegado de Washington, donde el sábado la Organización de Estados Americanos (OEA) suspendió a Honduras, que se enfrenta al aislamiento total de la comunidad internacional.

Desde la capital estadounidense también partieron en otro aparato los miembros de la comisión internacional --el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza; y los presidentes de Argentina, Cristina Fernández; Paraguay, Fernando Lugo, y Ecuador, Rafael Correa-- que esperaban a Zelaya en El Salvador, adonde el hondureño ha llegado a última hora del día tras su escala en Managua.

Primeras víctimas

Mel Zelaya ha asegurado que volverá a intentar su entrada al país "mañana o pasado mañana" tras lamentar que "la gente no ha podido romper el cerco militar" en el aeropuerto. También ha condenado la represión de los militares, que dos horas antes del intento de aterrizaje han disparado a sus seguidores.

"Hay dos muertos. La policía no ha disparado, ha sido el Ejército porque los manifestantes han intentado invadir las pistas", ha dicho a la agencia France Presse un comisario de la policía.

Telesur, la televisión latinoamericana que impulsa Venezuela, también ha informado de dos muertes. Otras autoridades y fuentes sanitarias han precisado que además hay diez heridos.
Según una estimación de AFP, más de 30.000 personas han intentado entrar en el aeropuerto.

La enviada especial de TVE, Emilia Ayala, ha destacado que los ciudadanos han demostrado una "sorprendente" mesura dadas las circunstancias.

Según los testimonios recogidos por la periodista, los partidarios de Zelaya tienen intención de regresar el lunes a las calles para exigir la vuelta del presidente constitucional.

¿Diálogo?

El nuevo presidente, Roberto Micheletti, dijo que no se autorizó el aterrizaje para evitar "conflictos internos". "Aquí no se ha derramado una gota de sangre de ningún hondureño y esto (la llegada de Zelaya) podría tener como consecuencia eso", afirmó antes de los incidentes.

El nuevo presidente, que se había pasado la semana asegurando que si Zelaya volvía al país sería detenido, ha dicho que "hay tiempo para reflexionar, para dialogar, para resolver estos problemas". "En su momento (Zelaya) va a tomar la decisión de venir y entregarse al país normalmente para que podamos, para que puedan las autoridades que corresponda, decidir lo que es correcto hacer con el presidente Zelaya", ha agregado sin precisar cuándo llegará ese momento.

Por otra parte, Micheletti ha cargado contra los mandatarios de Nicaragua, Daniel Ortega, y Venezuela, Hugo Chávez, por no respetar a su Gobierno e, incluso, denunció movimientos de tropas nicaragüenses en la frontera, una información que fue desmentida tajantemente por el propio Ortega.

Noticias

anterior siguiente