Enlaces accesibilidad

Irán admite irregularidades en las elecciones


Por
Irán admite que hubo irregularidades en las elecciones

El Consejo de Guardianes iraní ha admitido que en las elecciones del pasado 12 de junio se cometieron irregularidades en las votaciones, mientras la prensa oficial ha informado de la detención de 457 personas en la manifestación del sábado.

El máximo órgano iraní ha asegurado que en 50 ciudades votaron más electores de los inscritos en el censo, lo que implica más de 3 millones de votantes, según la página web de la televisión estatal Press TV.

"Está por determinar si esa cifra es decisiva en el resultado de las elecciones", ha dicho
el portavoz del Consejo, Abbas-Ali Kadkhodaei.

Los resultados oficiales otorgan el 62,6% de los votos al actual presidente iraní, el ultraconservador Mahmud Ahmadineyad, y al líder opositor reformista, Mir Husein Musaví, el 33,75% (más de 11 millones de votos de diferencia).

Musaví no acepta estos resultados que han llevado al país a protestas diarias y enfrentamientos entre la oposición y las fuerzas de seguridad que se han cobrado ya la vida de al menos una veintena de personas, según datos oficiales.

Hay más recursos

El Consejo de Guardianes, integrado por seis clérigos y seis juristas, es el organismo encargado de validar los resultados electorales presentados por el Ministerio de Interior para que sean oficiales. En sus 30 años de existencia, jamás ha decido anular los comicios.

Ahora ha contestado a la queja presentada por el conservador Mohsen Rezaei, tercero en las elecciones de hace 10 días. Los tres candidatos perdedores presentaron 646 reclamaciones.

"Las estadísticas proporcionadas por Rezaei en las cuales él reclama que más del cien por cien de los electores registrados han emitido su voto en 170 ciudades no son exactas, el incidente ha ocurrido en solo 50 ciudades", señala el órgano.

Un estudio publicado en las últimas horas por el centro de estudios británico Chatham House concluye que el resultado oficial es "altamente inverosímil". Además de denunciar la participación de más del 100% en algunos lugares, pone en evidencia que para ser ciertos, la mitad de los votantes reformadores de anteriores comicios cambiaron su elección en favor del ultraconservador Ahmadineyad.

Máxima tensión

Mientras, en las calles de Teherán la tensión ha sido máxima durante el fin de semana con los enfrentamientos más violentos desde las elecciones. Ante esta situación, Mousaví ha pedido "moderación" a sus partidarios y les ha animado a seguir adelante con las protestas.

También ha pedido la liberación de todos los detenidos. Según ha informado la radio estatal, sólo el sábado se produjeron 457 detenciones en los enfrentamientos en torno a la plaza Azadi de Teherán .

Según las fuentes policiales citadas, 40 policías resultaron heridos y 34 edificios públicos dañados.

Noticias

anterior siguiente