Enlaces accesibilidad

Miles de simpatizantes de Mousaví desafían la prohibición y se manifiestan en Teherán

  • Partidarios de Ahmadineyad se enfrentan con palos y en moto
  • A la marcha asisten personas de todo tipo de edades, incluyendo mujeres
  • El ayatolá Jaemeni abre una investigación por las denuncias de fraude electoral
  • La comunidad internacional pide que no se emplee la violencia contra los manifestantes

Enlaces relacionados

Por
Grupos de manifestantes iraníes armados con palos recorren en moto el centro de Teherán.
Grupos de manifestantes iraníes armados con palos recorren en moto el centro de Teherán. REUTERS REUTERS/Stringer

Miles de partidarios del lider opositor iraní Mir Hussein Mousaví se manifiestan en las calles de Teherán ante el supuesto fraude electoral, desafiando a la prohibición expresa del Ministerio del Interior de realizar una multitudinaria marcha.

Según informa la agencia France Press, los dos candidatos opositores, Hussein Mousaví y Mehdi Karroubí, que han impugnado las elecciones, han asistido a la manifestación en el interior de un coche, vestidos de civil a bordo de un todoterreno blanco que avanza protegido por agentes de seguridad, también de civil.

Además, un grupo de partidarios de Ahmadineyad, ganador de las elecciones a la presidencia iraní, ha cargado con motos contra los miles de manifestantes de la oposición que asisten a la marcha por el centro de Teherán, según informa la agencia Reuters. Aunque había sido desconovocada, la prortesta discurre bajo la mirada de un centenar de policías antidisturbios, que según informan las agencias internacionales, por el momento no han actuado.

A medida que avanza la marcha, congrega a más y más gente, de todo tipo de edades y a la que también asisten mujeres. Bajo gritos de "muerte al dictador", en referencia al presidente Mahmud Ahmadineyad- y proclamas como "Los iraníes prefieren la muerte a la humillación" y "Mousaví le apoyamos".

Las protestas, que se suceden desde el pasado sábado, han sido duramente repelidas por las autoridades iraníes, que no han dudado en practicar detenciones en masa de los miembros del partido de Mousavi. Esta pasada madrugada, cerca de 200 personas han sido detenidas por los disturbios.

Jamenei ordena una investigación 

Por su parte, el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, ha ordenado  la apertura de una investigación sobre las denuncias de fraude electoral impulsadas desde el sector de Mousaví, quien denunció formalmente irregularidades y pidió la anulación de los comicios al Consejo de Guardianes, que tiene 10 días para pronunciarse.

Jamenei también ha pedido a Mousaví que utilice la vía legal para denunciar el fraude electoral, intentando evitar así la extensión del conflicto a las calles. Mousaví ha llamado a la calma a sus partidarios al menos en dos ocasiones en las útimas horas. 

La calle por la que discurre la marcha, Azadi Avenue, es una de las principales calles de la capital iraní y fue escenario de una de las grandes manifestaciones contra el Shah, durante la revolución que llevó al derrocamiento del régimen imperial en 1979. Desde entonces, la avenida acoge anualmente el tradicional desfile para conmemorar la revolución.

Noticias

anterior siguiente