Enlaces accesibilidad

El ex primer ministro de Guinea Bissau dado por muerto sigue vivo pero muy grave

  • Fue dado por muerto junto a otros dos dirigentes políticos acusados de golpistas
  • Los asesinatos han paralizado la campaña electoral para las elecciones del 28 de junio
  • Ban Ki-Moon cree que el país está viviendo un "trágico revés para la democracia"

Por
El ex primer ministro de Guinea Bissau Faustino Fudut Imbali, dado por muerto tras ser atacado por miembros de los servicios de seguridad del país, está vivo aunque en estado muy grave, han informado emisoras regionales captadas en Dakar que citaron fuentes militares.

Imbali, que fue brutalmente golpeado por militares, fue dado por muerto en el hospital al que fue trasladado, donde estaban los cuerpos del candidato independiente a la presidencia Baciro Davo y el ex ministro de Defensa Helder Proença, asesinados por las fuerzas de seguridad y acusados de una intentona golpista.

A consecuencia del asesinato de Davo, que era uno de los 13 candidatos que se aspiraban a la Jefatura del Estado, se ha suspendido la campaña electoral para las elecciones presidenciales del 28 de junio, que debía iniciarse este sábado y durar 21 días.

Uno de los países más inestables

La suspensión de la campaña puede llevar al aplazamiento de los comicios, convocados tras los asesinatos el pasado marzo del presidente, Joao Bernardo "Nino" Vieira, y del jefe de las Fuerzas Amadas, el general Tagme Na Wai, que colocaron al país, uno de los más inestables y pobres de África occidental, en una total confusión.

En una nota del Ministerio del Interior, los servicios de seguridad responsabilizaron a Davo y Proença, así como a varias personas próximas al asesinado presidente Vieira, de planear un golpe de estado.

La RADDHO, con sede en Dakar y representación en la mayor parte de los países de África, reclamó una comisión internacional para investigar los asesinatos de Vieira, Tagmé Nawai, Baciro Dabo y Helder Proença, al tiempo que señalaba que la actual situación del país "no favorece una consulta electoral creíble el 28 de junio".

La comunidad internacional ha condenado la violencia en Bissau, que se recrudece pocos meses después de los asesinatos de Vieira y Na Wai.

Un portavoz del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha dicho que estas acciones criminales "son un trágico revés para los intentos de restaurar el Estado de derecho y la democracia en el país", al tiempo que recalcaba que "no se debe permitir que impidan la celebración de la próxima elección presidencial".
 

Noticias

anterior siguiente