Enlaces accesibilidad

Los investigadores del accidente de Air France: "Puede que nunca encontremos las cajas negras"

  • Aseguran que sin ellas "también se puede llegar a saber qué pasó"
  • No les consta que el avión hubiera informado de problemas anteriores al vuelo
  • El fondo marino de la zona donde cayó el avión es muy escarpado
  • Las cajas aguantan profundidades de hasta 6.000 metros y emiten señales hasta 1 km
  • La investigación la dirige Francia, país donde estaba matriculada la aeronave
  • Piden paciencia en una "investigación muy larga" en la que sólo se contarán "hechos"
  • Trabajan analistas que ya participaron en el accidente del Concord en 2000

Por
Los responsables de la investigación sobre el accidente de Air France tendrán un primer informe a finales de mes
Los responsables de la investigación del accidente del avión de Air France, que desapareció en el Atlántico con 228 personas a bordo, consideran "probable" que no se encuentren nunca las cajas negras de la aeronave, "aunque eso no significa obligatoriamente que no se llegue a saber qué ocurrió". Además, ha explicado que no les consta de que la aeronave hubiera registrado problemas antes del vuelo.

El director del equipo que investiga el accidente, Paul Lous Arslanian, ha asegurado en una multitudinaria rueda de prensa que "las cajas negras "se han concebido para que las investigaciones sean exactas y tienen un "valor importantísimo". Es valiosísimo, pero no es el único elemento con el que contamos. No vayan a creer que si tenemos las cajas negras se sabra lo que pasó y si no, no se sabrá", ha asegurado. "Ya ha habido ocasiones en las que teniendo las cajas negras no se ha conocido qué ocurrió realmente", aunque "contar con ellas siempre ofrece más información".

Respecto a la forma en la que se está buscando las cajas negras, ha explicado que "constan de unas pequeñas balizas que emiten señales de localización, pero sólo hasta los 1.000 metros de profundidad" y "emiten en una frecuencia muy débil", por lo que "es muy probable que no las encontremos nunca".  Al parecer, el lugar donde fueron hallados los restos del avión están en un lugar con un escarpado fondo marino, de muy dificil acceso. Los barcos de rescate llegarán esta tarde a la zona.

Según ha detallado, las cajas negras están diseñadas para aguantar profundidades de hasta 6.000 metros sin que se estrope la información que contienen. Especialmente preocupado se ha mostrado en pedir "paciencia" en una investigación "que acaba de comenzar" y que busca respuestas a la "catástrofe aérea más importante que ha vivido Francia".

Además, según ha explicado uno de los responsables de esta investigación internacional -dirigida por Francia, al ser éste el país de matriculación del avión-, en las pesquisas trabajan cerca de 50 personas, entre miembros de la Agencia de Servicios de Investigación de Accidentes e Incidentes Aéreos y de Airbus, fabricante del avión.

"No vamos a ocultar nada"


Trabajan en cuatro equipos diferenciados, cuya labor se centra en buscar restos y las cajas negras del aparato; investigar el historial y el mantenimiento de la aeronave; analizar la explotación del avión; y estudiar el sistema y el equipo de aviación.

Entre los investigadores trabajan analistas que ya participaron en el informe que se elaboró tras el accidente del Concord en el aeropuerto parisino Charles de Gaulle en julio de 2000, en el que murieron 109 personas.

Después de asegurar que no van a "ocultar" información, el responsable de la investigación ha dicho que "por lo que él sabe, el piloto informó de turbulencias, pero no de que hubiera recibido un rayo. Eso no significa que no lo recibiera".

Noticias

anterior siguiente