Anterior Condenan a más de cuatro años de prisión al empresario Jorge Dorribo por el caso Campeón Siguiente Los familiares de la tripulación del submarino desaparecido pierden la esperanza: "No van a volver nunca más" Arriba Ir arriba
Segunda jornada de la visita del Papa a Jerusalén

Benedicto XVI visitó el Muro de las Lamentaciones y puso una petición entre sus piedras

  • Rezó unos minutos y colocó una petición en el lugar más sagrado para los judíos

  • Esta es la segunda vez que un Papa visita el recinto sagrado judío

  • Allí se ha reunido con los dos grandes rabinos de Jerusalén tras visitar la Cúpula de la Roca

  • El Papa reafirma el irrevocable compromiso de reconciliación con los judíos

  • También ha tenido un encuentro con el Gran Muftí (máxima autoridad religiosa musulmana)

  • El Papa abogó por un "diálogo sincero para construir un mundo de justicia y paz"

  • El Pontífice dijo que las tres religiones deben trabajar unidas hacia una meta común

  • El Papa rezó el Regina Coeli en el Cenáculo, el lugar de la Ultima Cena

|

Benedicto XVI ha visitado el Muro de las Lamentaciones, el lugar más sagrado de los judíos, donde rezó durante unos minutos y colocó una petición, como acostumbran a hacer los judíos entre las ranuras de sus antiguas piedras.

El Pontífice, que procedía de la Explanada de las Mezquitas, leyó un salmo en latín, acompañado de un rabino que lo hizo en hebreo. Después se acercó hasta las piedras milenarias del muro y colocó un papel con su petición, tras lo cual permaneció varios minutos, sólo, en silencio, rezando ante lo que queda del único vestigio del que fue templo de Jerusalén.

Esta es la segunda vez que una Papa visita el recinto sagrado judío, después de que Juan Pablo II lo hiciera en el año 2000 durante su peregrinación a los Santos Lugares con motivo del Jubileo de la Iglesia Católica

Encuentro con los rabinos

Benedicto XVI aseguró ante los Grandes Rabinos de Jerusalén que la Iglesia Católica está comprometida "de forma irrevocable" en el camino marcado por el Concilio Vaticano II para una "auténtica y duradera reconciliación entre cristianos y judíos".

"Como la declaración Nostra Aetate ha clarificado, la Iglesia continúa a valorar el patrimonio espiritual común entre cristianos y judíos y desea siempre una mayor comprensión y estima a través de los estudios bíblicos y teológicos y de los diálogos fraternos", dijo el Papa ante los dos grandes rabinos de Jerusalén, el ashkenazí Iona Metzger y el sefardí Shlomo Amar.

La declaración "Nostra Aetate", emanada por el Concilio Vaticano, condena el antisemitismo y reconoce las raíces judías del cristianismo.

Pide a las tres religiones trabajar unidas

En su gira a Tierra Santa, el Papa se ha reunido también en esta jornada con el Gran Muftí (máxima autoridad religiosa musulmana), Mohamed Ahmad Husein, ante quien abogó por un "diálogo sincero para construir un mundo de justicia y paz para las generaciones venideras".

"En un mundo tristemente lacerado por divisiones, este lugar sagrado estimula y constituye un desafío para los hombres y mujeres de buena voluntad a comprometerse para superar las incomprensiones y conflictos del pasado y a emprender el camino de un diálogo sincero para construir un mundo de justicia y de paz para las generaciones venideras", afirmó Benedicto XVI.

El Obispo de Roma resaltó que este lugar trae a la mente la figura del patriarca Abraham, considerado padre de las tres religiones, y que aquí se encuentran las tres grandes religiones monoteístas y recuerda lo que tienen en común.

El Pontífice dijo que lo anterior obliga a las tres religiones a trabajar unidas hacia una meta común "para desempeñar un papel activo en allanar las divisiones y promover la solidaridad humana".

La Roca, tres veces sagrada

La Cúpula de la Roca, llamada también mezquita de Omar y famosa por su cúpula dorada, se encuentra en la Explanada de las Mezquitas. En ese lugar está también la mezquita de Al Aksa, que es la tercera más importante para los musulmanes después de La Meca y Medina.

La Explanada de las Mezquitas está considerada tres veces sagrada. Los musulmanes consideran que la Roca es el lugar desde el que Mahoma subió al cielo. Los judíos la consideran el lugar donde Dios pidió a Abraham que sacrificara a su hijo Isaac, es el lugar del templo de Salomón y donde se depositó el Arca de la Alianza. Para los cristianos, es el lugar de la profecía de Cristo sobre la destrucción del templo de Jerusalén.

La Cúpula de la Roca es el monumento islámico más antiguo en Tierra Santa y los musulmanes consideran la mezquita de Al Aksa el tercer lugar de peregrinación tras La Meca y Medina.

Mensaje para los cristianos en Israel


Benedicto XVI visitó al final de la mañana el Cenáculo, el lugar de la Última Cena de Jesús, donde dijo que los cristianos de Oriente Medio están contribuyendo "de manera responsable, a pesar de las dificultades y restricciones, a la consolidación de la paz" en la región.

El Obispo de Roma, al que se vio contento de estar en ese lugar sagrado para los cristianos, pero que pertenece al estado israelí, expresó su afecto y solidaridad a los cristianos "que viven en situación de inseguridad humana, sufrimiento diario, miedo y esperanza". El Pontífice animó a los cristianos a no abandonar Tierra Santa "y echar raíces en la tierra de sus antepasados" y a ser "mensajeros y promotores de paz".

Benedicto XVI pidió a los fieles de todo el mundo que apoyen a la comunidad cristiana de Tierra Santa, a la que expresó su gratitud por el servicio que ofrecen a los peregrinos que la visitan.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente