Enlaces accesibilidad

Detienen a un hombre por estafar un millón de euros a unos 500 opositores desempleados

  • Oscar S.G. era el dueño de una academia que les preparaba para una oposición
  • Sin previo aviso cerró la sede en Palma y las subdelegaciones en Ibiza, Menorca y Madrid
  • La mayoría de los estafados (desempleados) pidieron créditos que ahora deben pagar
  • El arrestado no ha dado ninguna explicación sobre el destino del dinero

Por
La Policía de Baleares ha detenido en Palma a un hombre por estafar alrededor de un millón de euros a entre 400 y 600 alumnos matriculados en una academia de formación de oposiciones, que cerró el pasado noviembre sin dar explicaciones.

El detenido, Oscar S. G., de 35 años, es el administrador único de una academia de enseñanza con sede en Palma y subdelegaciones en Ibiza, Menorca y Madrid, que preparaba a los alumnos para una plaza en la Administración Pública.

El centro de enseñanza, explica la Policía, cerró sus puertas en noviembre del 2008 y en la puerto de la mismo se podía leer un cartel de "Cerrado por vacaciones" y nunca más volvió a abrir.

En la toma de declaración del principal encausado, que ha pasado a disposición judicial, el arrestado no ha dado ninguna explicación sobre el destino del dinero percibido fruto de los cursos ofertados y cobrados por la academia de la que es administrador, concluye la Policía Nacional.

Según ha explicado el cuerpo de seguridad en un comunicado, la detención se produjo el jueves "tras una compleja investigación que ha durado seis meses", durante los cuales la Policía ha recibido casi un centenar de denuncias de perjudicados.

Tienen que seguir pagando los créditos

Ya que los cursos iban orientados a conseguir una plaza laboral, la práctica totalidad de los perjudicados son además personas que se encuentran actualmente desempleadas y sin recursos económicos, las cuales se han visto en la obligación de seguir abonando tanto los intereses como el capital de los préstamos.

Una vez recibido el dinero, la academia no aportó la totalidad del material de preparación previamente abonado y cerró todos los centros de los que dispone "sin dar explicación alguna de un día para otro", ha afirmado la Policía.

Los importes de los cursos que impartía oscilaban entre los 1.700 y 3.000 euros, y correspondían a preparación de oposiciones en distintas Administraciones Públicas.

La academia disponía de diversos métodos para el abono del importe de los cursos: o bien mediante recibos mensuales aportando una entrada inicial, o bien mediante financiación de un crédito al consumo.

Este último método fue el utilizado de manera mayoritaria por los perjudicados, explica el comunicado, que solicitaron líneas de crédito para poder pagarse los cursos que pretendían realizar.

Noticias

anterior siguiente