Enlaces accesibilidad

Explota un artefacto en un repetidor de Cantabria y descartan la colocación de un segundo

  • La explosión se ha producido poco después de las 13.45 horas
  • Un vecino vio en un repetidor un cartel que avisaba de una bomba de ETA
  • El artefacto contenía entre 3 y 5 kilos de explosivo
  • Ha ocurrido en el puerto de montaña de La Granja, en Guriezo, limítrofe con el País Vasco
  • Los artificieros han descartado la colocación de un segundo artefacto en otro repetidor
  • En un primer momento se informó de una segunda explosión en el Alto del Cueto 

Enlaces relacionados

Por
Los artificieros intentan despejar las incógnitas sobre una posible explosión en un repetidor de Alto El Cueto (RNE)
Un pequeño artefacto ha estallado en la base de un repetidor situado en el municipio cántabro de Guriezo, según ha informado la Delegación del Gobierno en Cantabria. En un primer momento un comunicante anónimo alertó de una segunda explosión, aunque los artificieros lo han descartado tras investigar la zona.

El primer artefacto, que sólo ha provocado daños materiales, ha explotado sobre las 13.45 horas en un repetidor del puerto de montaña de La Granja, donde se encuentran los artificieros de la Guardia Civil, ha explicado la Policía Local de esta ciudad.

Un vecino de Castro Urdiales fue quien avisó a Cruz Roja de la presencia de un explosivo en el puerto de La Granja, en el municipio cántabro de Guriezo, tras ver junto a un repetidor un cartel en el que se leía: "Peligro, bomba de ETA".

Tras ver el cartel, el hombre llamó a un compañero suyo de Cruz Roja y le relató lo que había visto mientras caminaba junto al repetidor, en cuya base explotó sobre las 13.45 horas el artefacto. Cruz Roja alertó entonces a la Guardia Civil, que se acercó al lugar, donde a esta hora permanecen los artificieros del instituto armado.

Según fuentes de la investigación citadas por Efe, el artefacto contenía entre 3 y 5 kilos de explosivo, aunque se desconoce de qué tipo. Las mismas fuentes han insistido en que se está estudiando el explosivo, pero que se descarta que llevara la metralla que utiliza ETA para aumentar el daño que causan las bombas.

La carga del artefacto explosivo es similar a la de las bombas que ETA colocó el pasado verano en Noja y Laredo.

Descartan la colocación de un segundo artefacto

Los artificieros de la Guardia Civil y de la Policía Nacional han descartado la colocación de un segundo artefacto en Cantabria, tras inspeccionar el Monte Cueto de Castro Urdiales donde se había alertado sobre una explosión, ha confirmado el delegado del Gobierno, Agustín Ibáñez.

La alarma se había producido tras recibir el servicio de emergencias 112 la llamada anónima de una persona que ha avisado de que se había producido una segunda explosión en el Monte Cueto, en la localidad de Castro Urdiales.

Los artificieros, ayudados por perros, han inspeccionado el repetidor y sus alrededores como medida "preventiva", ha explicado el delegado del Gobierno en Cantabria. El repetidor está situado en lo alto de un monte, en una zona de difícil acceso, pero sólo a unos 400 metros de una urbanización de viviendas y del colegio público Menéndez Pelayo, que ha sido desalojado.

En esta zona también se ubica la residencia psiquiátrica de La Loma, por lo que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han establecido un perímetro de seguridad.

El delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, y el consejero de Presidencia y Justicia del Ejecutivo regional, Vicente Mediavilla, se han acercado a los lugares donde se han producido las explosiones.

Noticias

anterior siguiente