Enlaces accesibilidad

Los cascos azules no vigilarán los derechos humanos en el Sahara por el veto de Francia

  • El Consejo de Seguridad de la ONU amplía la misión un año más
  • París se ha negado a cualquier alusión a los derechos humanos
  • La Minurso es la única misión de paz que no tiene esa atribución

Por
El Consejo de Seguridad de la ONU ha renovado por un año el mandato de la Misión para el Referéndum del Sahara Occidental (Minurso) aunque, por las presiones de Francia, seguirá sin vigilar el respeto a los derechos humanos en la ex colonia española, han informado fuentes diplomáticas.

La resolución, que han respaldado los 15 miembros del organismo, insta también a Marruecos y al Frente Polisario a retomar las negociaciones iniciadas en el 2007 bajo los auspicios de Naciones Unidas, que llevan suspedidas varios meses.

Los miembros del Consejo han estado debatiendo la posible inclusión de los derechos humanos en el mandato de los cascos azules hasta el 30 de abril del 2010, tal y como pedían el Frente Polisario, varias ONG e incluso la delegación del Parlamento Europeo para el Sahara Occidental. La Minurso es la única de las misiones de paz de la ONU en la que la protección de los derechos humanos no se encuentra entre sus responsabilidades.

Uganda y Costa Rica, entre otros miembros del Consejo de Seguridad, han tratado sin éxito de que se incluyera una referencia a esta materia en el texto, pero la oposición francesa lo ha impedido, según fuentes diplomáticas citadas por Efe.

En su lugar, en el preámbulo del documento se ha logrado expresar la preocupación por la "dimensión humana" del conflicto que protagonizan Marruecos y el Polisario desde la fallida descolonización española, hace más de 30 años.

"Resaltamos la importancia de progresar en la dimensión humana del conflicto, como una manera de promover la transparencia y la confianza mutua a través de un diálogo constructivo y medidas humanitarias para fomentar la confianza", reza el texto enmendado.

Francia se negaba incluso a aceptar estas palabras, abogando por la expresión "dimensiones humanitarias", lo que obligó a suspender la reunión durante unas horas. "El Consejo de Seguridad va a seguir manteniendo una doble vara de medir en materia de derechos humanos debido a la voluntad de solo uno de sus miembros", ha lamentado el representante del Polisario ante la ONU, Ahmed Bujari, en referencia a la postura de París.

Marruecos también rechaza que los cascos azules puedan vigilar la actuación de sus fuerzas de seguridad, acusadas constantemente de torturas y otras violaciones de los derechos humanos contra los saharauis "En Marruecos se respetan los derechos humanos, somos un Estado de derecho como lo son España y otros países", ha declarado el embajador marroquí ante la ONU, Mohammad Loulichki.

Negociaciones  de paz

El Consejo de Seguridad también ha respaldado la propuesta del enviado especial de la ONU para el Sahara, Christopher Ross, de celebrar reuniones previas informales con las partes antes de reiniciar las negociaciones.

El Sahara Occidental era una provincia española hasta que en 1975 Marruecos se lo anexionó tras la Marcha verde. La guerrilla saharui del Frente Polisario luchó por la independencia hasta 1991, cuando firmó un armisticio con la promesa de la comunidad internacional de organizar un "referéndum de autodeterminación".

La consulta nunca llegó a celebrarse, oficialmente por disputas sobre el censo electoral. Ahora, Rabat ofrece como una salida al conflicto un referéndum de "autonomía", mientras que el Polisario sigue reclamando la independencia.

Noticias

anterior siguiente