Enlaces accesibilidad

Delegados de la ONU plantan a Ahmadineyad después de que llamara racista a Israel

  • La intervención se ha producido durante la conferencia contra el racismo de la ONU
  • Son los delegados de varios países europeos
  • El iraní afirma que tras la II Guerra Mundial se creó un Gobierno racista en Palestina

Por
Delegados de la ONU plantan al presidente de Irán en la conferencia contra el racismo
Un total de 23 delegados de Naciones Unidas (ONU) de los países europeos que estaban presentes han abadonado la conferencia del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, después de que éste haya llamado racista al Gobierno de Israel, en el marco de la Conferencia sobre el Racismo (Durban II) convocada por la ONU en Ginebra.

En concreto, el presidente iraní ha criticado la creación del Estado de Israel después del fin de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, y ha afirmado que tras el conflicto "ellos, recurrieron a la agresión militar para privar de tierras a una nación entera con el pretexto del sufrimiento judío".

"Ellos enviaron emigrantes de Europa, Estados Unidos y del mundo del Holocausto para establecer un Gobierno racista en la Palestina ocupada", ha afirmado.

"Se deben realizar esfuerzos para detener el abuso de los sionistas", ha continuado el presidente iraní, lo que ha provocado el abandono de la sala de la Sede de las Naciones Unidas de los 23 representantes europeos presentes entre los participantes, entre ellos Francia.
 
Varios países occidentales como Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Holanda, Polonia, Italia y Alemania, además del propio Israel, se negaron a asistir a esta cumbre de Naciones Unidas al considerar que se iba a convertir en un foro antisemita.

Los comentarios de Ahmadineyad, que en otras ocasiones ya había puesto en duda el Holocausto nazi, han provocado los aplausos de algunas delegaciones que sí se han quedado.

Condena internacional

Tras las palabras de Ahmadineyad se han producido las primeras reacciones internacionales, como la del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, desde París, que ha apelado a los países de la Unión Europea a mantener una postura conjunta y "de extrema firmeza" respecto al discurso, que ha calificado de "intolerable".

"El presidente de la República, que ya había rechazado palabras inaceptables pronunciadas en otras circunstancias por el presidente iraní, condena totalmente este discurso de odio", ha afirmado el Elíseo en un comunicado emitido minutos después de la intervención de Ahmadineyad. Sarkozy  ha dicho que el discurso supone un "llamamiento al odio racista y se burla de los ideales y los valores inscritos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos".

"Son indignantes los comentarios antisemitas que tienen lugar en una Conferencia contra el Racismo de Naciones Unidas", ha afirmado el embajador británico, Peter Gooderham, cuyo país decidió no enviar a un cargo ministerial a Ginebra. 

Por su parte, el embajador francés, Jean-Baptiste Mattei, ha explicado que, tras las palabras del líder iraní, han abandonado la sala "como muestra de nuestro absoluto rechazo a este tipo de cosas".

"Tenemos que estar atentos a cualquier desvío", ha añadido el embajador francés, que ha subrayado que la Conferencia de la ONU "no debe convertirse en un foro anti-israelí".

Por su parte, el embajador adjunto de los Estados Unidos en la ONU, Alejandro Wolff, ha calificado de "vergonzosas", "abominables" y "odiosas" las declaraciones por el presidente iraní, aunque la secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha precisado que siguen abiertos al diálogo. 

"No se puede utilizar un evento como la conferencia de la ONU para incitar al odio contra los judíos", ha agregado el jefe de la diplomacia italiana, Franco Frattini. 

Denuncia de la ONU


Al final del discurso de Ahmadineyad, que ha durado más de 30 minutos, Naciones Unidas ha denunciado el "lenguaje" utilizado por el presidente iraní.

"Deploramos el idioma utilizado por el presidente iraní. En nuestra opinión, el discurso era totalmente inapropiado para una conferencia destinada a florecer la diversidad y la tolerancia", ha dicho el portavoz de la Alta Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, durante su comparecencia, había "lamentado profundamente" el boicot de los nueve países a la Conferencia sobre Racismo de Naciones Unidas y afirmó que el borrador del documento adoptado por consenso es "equilibrado".

Ahmadineyad califica de "arrogante y egosísta" el boicot

Tras su conferencia, en rueda de prensa el presidente iraní ha calificado de "arrogante y egoísta" el boicot de de los países occidentales a la Conferencia de la ONU.

"Desde nuestro punto de vista (el boicot) muestra la arrogancia y el egoísmo y es el origen de los problemas en el mundo", ha dicho Ahmadineyad.

Noticias

anterior siguiente