Enlaces accesibilidad

Irán se dice dispuesto a dialogar, pero anuncia que ya tiene 7.000 centrifugadoras de uranio

  • El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, abre la puerta a unas posibles conversaciones
  • No obstante, ha advertido de que ese diálogo debe basarse en "la justicia y el respeto"
  • Un alto responsable iraní ha anunciado una mayor capacidad de enriquecer uranio
  • Irán domina ya todo el ciclo de fabricación de combustible nuclear

Por
Irán ha respondido a la invitación de las potencias occidentales a establecer conversaciones sobre su programa nuclear anunciando, por un lado, su disposición a entablar un diálogo basado en "la justicia y el respeto" y, por otro lado, que ya dispone de 7.000 centrifugadoras para enriquecer uranio y que está probando nuevos tipos de centrifugadoras con mayor capacidad de enriquecimiento.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, ha sido quien ha abierto la puerta a las posibles conversaciones con las seis potencias -Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido, China y Alemania- que este miércoles invitaban a los iraníes a discutir sobre su programa nuclear, que Irán defiende es únicamente de uso civil, mientras occidente teme que tenga objetivos militares.

"La nación iraní ha estado desde el principio a favor de la lógica y las negociaciones, pero negociaciones basadas en la justicia y el completo respeto por los derechos y las regulaciones", ha señalado Ahmadinejad en una intervención televisada, poco después de inaugurar la primera planta iraní para generar combustible nuclear, en la ciudad de Ispahan.

"Las negociaciones unilaterales, las negociaciones condicionadas, las negociaciones en una atmósfera de amenaza no es algo que una persona libre pueda aceptar", ha comentado, insistiendo en que Irán "siempre ha estado dispuesto a negociar".

Desafío nuclear

Poco antes, el responsable de la Organización Iraní de la Energía Atómica, Gholamreza Aghazadeh, anunciaba que Irán dispone ya de 7.000 centrifugadoras en su planta de enriquecimiento de uranio de Natanz.

"La cifra alcanzara las 50.000 [centrifugadoras] en el programa quinquenal", ha señalado Aghazadeh, con motivo de la celebración de la Jornada Nacional de la Energía Atómica.

En un informe del 19 de febrero, la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) indicaba que Irán poseía 3.964 centrifugadoras en activo, 1.476 en pruebas y otras 125 instaladas, aunque no en funcionamiento.

Además, el propio Ahmadinejaad ha aprovechado su visita a Ispahan para confirmar que los iraníes están probando "nuevos tipos de centrifugadoras" con mayor potencia, lo que permitiría aumentar aún más su capacidad de enriquecer uranio.

Con la inauguración de la nueva planta de Ispahan, Irán domina ya todo el ciclo de fabricación de combustible nuclear. La fábrica es capaz de producir anualmente 10 toneladas de combustible nuclear para alimentar el reactor de agua pesada de 40 megavatios de Arak, aún en construcción, y otras 30 toneladas para los futuros reactores de agua ligera, según ha detallado la agencia iraní Mehr.

Noticias

anterior siguiente