Enlaces accesibilidad

El hombre que falleció en las protestas del G-20 fue agredido poco antes por la policía

  • Un vídeo publicado por The Guardian revela que Ian Tomlinson fue golpeado y derribado
  • Poco después aparecía en el suelo, muerto, víctima de un ataque al corazón
  • Tomlinson, de 47 años, se cruzó con los agentes cuando volvía a casa después de trabajar

Por
Noche 24 - Agresión policial en Reino Unido
El hombre que falleció durante las protestas contra la cumbre del G-20 celebrada la semana pasada en Londres sufrió una agresión por parte de los agentes antidisturbios de la policía británica poco antes de su muerte, según ha revelado un vídeo que publica la página web de The Guardian.

Ian Tomlinson, quiosquero de 47 años, murió de un ataque al corazón durante la celebración de una manifestación en el centro de Londres el 1 de abril, un día antes de que los jefes de Estado y de Gobierno se reunieran en la capital británica para abordar la crisis económica internacional.

Las imágenes difundidas por The Guardian muestran a Tomlinson caminando y a un grupo de agentes justo detrás de él, instándole despejar el lugar. Tomlinson sigue andando con las manos en los bolsillos y recibe algunos empujones, hasta que un agente, con casco, le golpea con su porra y después le derriba.

La imágenes fueron grabadas en torno a las 19.20 horas, en el Royal Exchange Passage, muy cerca del Banco de Inglaterra, donde se concentraba la protesta. Tomlinson volvía a su casa después de trabajar cuando se cruzó con el cordón policial de antidisturbios.

Según el periódico británico, la denuncia presentada ante la Comisión Independiente de Quejas de la Policía (IPCC, en sus siglas en inglés), incluye la grabación, fotografías y el testimonio de varios testigos de la agresión, que contradicen la versión de la policía, que resalta que no hubo contacto entre los agentes y el fallecido y achaca la muerte a un problema de salud.

Con todo, el diario destaca, a la luz de las imágenes, que Tomlinson "no habla a la policía no ofrece ninguna resistencia". The Guardian también recoge el testimonio de la persona que grabó el vídeo, un gestor de fondos que estaba en Londres por negocios: "La principal razón para revelarlo es que es obvio que la familia no está consiguiendo respuestas".

Noticias

anterior siguiente