Enlaces accesibilidad

Fruta para untar más sana para diabéticos, niños y deportistas gracias a una investigadora valenciana

  • El producto es más parecido a las frutas frescas que a la mermelada
  • La sacarosa se ha sustituido por isomaltulosa que no tiene efecto laxante
  • Aporta energía de liberación lenta, vitaminas, minerales y aminoácidos

Por
Un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia ha desarrollado un nuevo producto untable de fruta especialmente recomendado a diabéticos, deportistas, niños y ancianos por su alto contenido en nutrientes y su aporte lento de liberación de energía.
  
Según la investigadora principal del proyecto, Ana Andrés, a excepción de su textura y consistencia, el producto presenta atributos sensoriales más próximos a los de las frutas frescas que a los de las mermeladas.
  
"A diferencia de éstas, para la obtención de los productos untables se evita la cocción por ser la que provoca los mayores cambios desde el punto de vista sensorial, nutricional y funcional", ha señalado Andrés.
  
Este producto es rico en nutrientes -vitaminas, minerales, aminoácidos, fibra y antioxidantes-, que mantienen el color, sabor y aroma típicos de las frutas frescas y que aportan energía de liberación lenta en el organismo.

Azúcar natural más saludable
  
Los productos untables de fruta que se están desarrollando sustituyen la sacarosa por un nuevo ingrediente natural, la isomaltulosa, que puede ayudar a reducir la respuesta glicémica e insulinémica que provocan las tradicionales mermeladas, y que además, a diferencia de otros edulcorantes artificiales, no tiene efectos laxantes.
  
La isomaltulosa es un isómero de la sacarosa, es decir, es un azúcar natural pero con propiedades más saludables, concretamente con un "bajo índice glicémico" y que además no provoca caries.
  
"Esto hace que los productos untables sean especialmente atractivos para diabéticos y para deportistas por su lenta liberación de glucosa", ha apostillado.
  
"Proporciona la misma cantidad de energía en la forma de glucosa que el azúcar común, pero durante un período significativamente más duradero y apenas tiene un leve efecto sobre los niveles de azúcar en sangre y de insulina en el cuerpo humano", ha apuntado Ana Andrés.
  
El desarrollo de estos productos se enmarca en un proyecto de investigación financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación que se extenderá hasta 2011.

Noticias

anterior siguiente