Anterior El fuego en el entorno de Doñana afecta a 8.486 hectáreas de matorral y arbolado Siguiente Un grupo de policías ataca con un helicóptero el Supremo de Venezuela y llama a la insurrección contra Maduro Arriba Ir arriba

"Bolonia exigirá más tiempo pero va a preparar mejor a nuestros graduados para el futuro"

  • El rector de la IE Universidad cree que hará falta más financiación para Bolonia

  • Reclama un sistema transparente similar a los ranking de universidades de EE.UU.

  • El profesor pasará de ser transmisor a ser "orquestador del conocimiento"

  • Consulta nuestro especial sobre el Plan de Bolonia en RTVE.es

  • |

    El rector de la IE Universidad, Santiago Íñiguez de Onzoño, reconoce que Bolonia exigirá mayor financiación y más horas de trabajo a los estudiantes que el sistema actual.

    Pregunta: Habla de todo lo bueno que supondra Bolonia, pero ¿le pondría algún pero al proceso?

    Respuesta: Estamos en la primera fase que es conseguir una armonización de los estudios en Europa y fomentar la movilidad que es lo que ya ocurría en la universidad en el siglo XIII. Los alumnos de París iban a la Universidad de Salamanca o Bolonia. El lenguaje común entonces era el latín y ahora va a ser el inglés. Podremos hablar por primera vez de los Estados Unidos de Europa. Pero hacen falta implementar otras dos fases: hace falta más financiación y más información para hacer el mercado más transparente. Por un lado, faltan créditos al estudio y becas en el ámbito privado. Va a ser importante de que el sector público y privado se animen a financiar becas, cátedras... Otro requisito va a ser contar con más transparencia. En Estados Unidos existen rankings de universidades, mecanismos de comparación para que los universitarios conozcan la oferta y en Europa no existe.

    P: Usted subraya de la necesidad de más financiación. Bolonia implica una inversión para poder ofrecer clases más reducidas, más prácticas...¿Se corre el riesgo de que la universidad privada cuente con recursos para ello y la pública no? ¿Podemos estar ante una Bolonia de dos velocidades?

    R: Sinceramente creo que no. Las Universidades pueden ser privadas pero tienen una misión pública. Veo complementario el sector público y lo privado. A veces se hace maniqueísmo con lo público y privado en Educación. Lo mejor es contar con una oferta público-privada. Eso va a hacer que el Estado se centre en una serie de áreas donde hace falta el apoyo público y las universidades privadas, más flexibles, podrán desarrollar modelos más pegados a las necesidades de las empresas. Es un modelo complementario. Tenemos que tender más bien puentes y mecanismos de colaboración entre la universidad pública y privada. Hacer maniqueísmo es algo inconsistente.

    P: ¿Cree que el Gobierno está destinando los recursos que hacen falta para Bolonia?

    R: No soy portavoz del Gobierno, pero estoy convencido de que al Gobierno le encantaría poder invertir más recursos, pero estamos en una situación de contención presupuestaria y por lo tanto no se puede invertir todo el dinero que se querría porque entre otras cosas no lo hay. Los recursos actuales van a ser suficientes para acometer algunos cambios, pero se van a necesitar más en el futuro. Quizá haga falta adaptar los precios de las matrículas. No es muy popular, pero hay que ser realista. Hay un diferencial entre el coste real y la matrícula insoportable. La financiación de la universidad pasa por revisitar toda la política de becas, por ver de nuevo la posible financiación del sector privado y pasa por invertir más por parte del Gobierno cuando la economía se sanee.

    P: La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha dicho en TVE que con Bolonia se pasa de un modelo en el que importa es quién y cómo aprende, ¿corremos el riesgo de quitar peso al profesor?

    R: Al contrario, lo que no quita que los profesores tengan que adaptarse al nuevo entorno, pero no ya por Bolonia sino por el impacto de las tecnologías. La posibilidad de acceder a tiempo real hace que el profesor ya no pueda llegar a clase y dictar sus apuntes. Tenemos que cambiar el modelo de profesor que deja de ser la autoridad exclusiva para verificar los conocimientos que se imparten en su asignatura y pasa a ser un orquestador del conocimiento. Bolonia ofrece la posibilidad de actualizar su conocimiento al ampliar la movilidad. No basta con transmitir conocimiento, sino que es importante desarrollar competencias y destrezas en el alumno porque es más importante, junto a tener un segundo o tercer idioma, que los conocimientos en sí. Bolonia lo que va a permitir son graduados más completos, mejor preparados para las demandas del mercado laboral.

    P: ¿Cómo se llevan a cabo las prácticas con Bolonia? ¿La mayor dedicación del alumno impedirá trabajar?

    R: El nuevo sistema reconoce las prácticas y las incorpora al sistema de créditos, algo que no ocurría ahora. El que el nuevo sistema exija algo más dedicación me parece bueno. Tenemos que preparar a los alumnos para un ambiente más duro, más exigente, tenemos que recuperar una ética del trabajo. Estaríamos engañando a la sociedad si a los nuevos graduados se les exigieran menos dedicación. Al final se van a medir con los graduados de las mejores universidades del mundo. Por supuesto que va a exigir más tiempo pero va a preparar mejor a nuestros graduados para el futuro. Esta crítica no la puede utilizar nadie que conozca el mundo laboral.

    Más contenidos de Noticias

    anterior siguiente