Enlaces accesibilidad

Piden la dimisión del jefe de la policía de Kenia tras implicarlo en 58 asesinatos

  • Un agente afirmó ser testigo de la ejecución de 58 personas a manos de compañeros
  • Cuatro meses despúes de la grabación de estas declaraciones el agente fue asesinado
  • El portavoz de la Policía Nacional de Kenia ha negado las acusaciones

Por
Un ciudadano pide la misericordia de policías antidisturbios durante las protestas en los barrios de Kibera en Nairobi.
Un ciudadano pide la misericordia de policías antidisturbios durante las protestas en los barrios de Kibera en Nairobi. REUTERS REUTERS / Antony Njuguna

La Comisión de Derechos Humanos de Kenia (KNCHR) ha pedido este martes en su página de internet la dimisión del jefe de la Policía Nacional, Mohammed Hussein Ali, tras hacer público un vídeo en el que un agente, posteriormente asesinado, asegura que vio como sus compañeros mataban a 58 personas.

El vídeo fue realizado por la KNCHR el pasado mes julio y, en él, el agente Bernard Kiriinya afirma que fue testigo de la ejecución de 58 personas a manos de compañeros de la Unidad Especial de Prevención de la Delincuencia, en la que él era conductor.

Según dice en la cinta Kiriinya, que fue asesinado cuatro meses después de la grabación, los agentes supuestos autores materiales de los crímenes comentaban que Mohammed Hussein Ali les había dado la orden de llevarlos a cabo.

Hassan Omar Hassan, jefe de la KNCHR, una comisión designada por el Gobierno, ha asegurado en la página de internet del organismo que, según sus primeras investigaciones, "creemos que la Policía está detrás del asesinato" de Kiriinya, por lo que pide la dimisión de Ali, para que "se realice una investigación sobre el caso".

"Este vídeo revela, de forma alarmante, que la Policía y el crimen organizado son la misma cosa en Kenia", señala Hassan.

Investigación de la ONU

El portavoz de la Policía, Eric Kiraithe, ha negado las acusaciones, que se producen cuando finaliza una investigación de un experto de la Organización de Naciones Unidas en asesinatos extrajudiciales sobre muertes vinculadas a las fuerzas de seguridad.

La investigación comenzó el pasado 16 de febrero para estudiar la presunta brutalidad mostrada por las fuerzas de seguridad de Kenia, incluidas las acusaciones de ejecuciones sumarias realizadas por la Policía, durante la violencia que surgió a raíz de las últimas elecciones presidenciales celebradas en el país.

Varios grupos defensores de los Derechos Humanos han acusado a la Policía de matar a más de 400 personas durante la violencia que surgió después de unos comicios que estuvieron reñidos.

Noticias

anterior siguiente