Anterior PSOE, Unidos Podemos y Cs se unen para reprobar a Montoro por premiar el fraude fiscal Siguiente Cuatro detenidos en Palma, uno en Reino Unido y otro en Alemania por formar parte del Dáesh Arriba Ir arriba

El Proceso de Bolonia, hacia una nueva Universidad

  • Los primeros pasos del Espacio Europeo de Educación Superior se dieron hace 10 años

  • El fin es crear títulos que se reconozcan en cualquier país europeo y aumentar la movilidad

  • En España, hay 33 universidades que imparten 163 grados desde el pasado  octubre

  • En el curso 2010/11 todas deberán ofrecer los nuevos títulos adaptados a Europa

  • Con ellos desaparecerán las licenciaturas y diplomaturas, que se sustituirán por los grados

  • La enseñanza universitaria tendrá un segundo ciclo o master y un tercer ciclo o doctorado

  • El movimiento antibolonia habla de "mercantilización" y de desaparición de becas

  • Desde el Ministerio de Ciencia e Innovación se niegan todas estas acusaciones

  • Los primeros pasos se dieron hace más de diez años aunque su nombre no ha empezado a sonar con más de fuerza hasta hace bastantes menos. Hay centenares de universitarios encerrados desde hace meses en facultades de toda España que quieren frenar el proceso, o al menos, la forma en la que se está llevando a cabo, pero la realidad es que Bolonia, la creación de un Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), ya ha llegado a España.

    Las primeras carreras adaptadas se han comenzado a impartir este curso 2008/09. A partir de octubre de 2010 todas las facultades y escuelas deberán ofrecer los nuevos títulos adaptados a Europa. Los que hayan empezado antes planes antiguos tendrán hasta 2015 para acabar sus estudios, aunque también podrán pasarse al nuevo sistema si lo prefieren.

    "Es un recorrido en el que no hay retorno", asegura a RTVE.es el director general de Universidades, Felipe Petriz. Ya se están impartiendo 163 grados en 33 universidades y ahora mismo se están tramitando más de 1.000 grados para ponerlos en marcha en el curso 2009/10, con los que quedarían otros 1.000 para el último curso de implantación. Por ello, Petriz asegura que cuando empiece el curso que viene "estaremos en el ecuador de la reforma".

    Pero, ¿qué es Bolonia? La llamada Declaración de Bolonia se firmó en esta ciudad italiana el 19 de junio de 1999 por 29 países, entre ellos España, con el objetivo de sentar las bases para la construcción de un Espacio Europeo de Educación Superior. El proceso se había iniciado un año antes con la Declaración de la Sorbona de la mano de Alemania, Italia, Reino Unido y Francia.

    El objetivo es crear la Europa del Conocimiento basada en un sistema universitario donde las carreras sean homologables, que no significa que sean necesariamente iguales, para alcanzar otro de los aspectos que persigue: la movilidad de profesores, investigadoros y alumnos, y, en última instancia, de trabajadores.

    Hasta aquí todos están de acuerdo. La música suena bien, pero no a todos les gusta la letra que se le ha puesto. Sus detractores, entre los que hay alumnos y profesores, hablan de "mercantilización" de la Universidad, de subida de tasas, de carreras vacías de contenido que obligarán a estudiar un máster, de la desaparición de las becas, del imposibilidad de compatibilidad estudios y trabajo, etc. Las asambleas de estudiantes han convocado una huelga el día 12 de marzo para mostrar su rechazo.

    El Ministerio de Ciencia e Innovación, encargado de la enseñanza universitaria en este legislatura, niega todas estas acusaciones y defiende el modelo.

    ¿Pero qué implica exactamente Bolonia? ¿Cuáles son son principales novedades?

    Las licenciaturas y diplomaturas actuales desaparecerán. Se sustituirán por los llamados grados, que en España tendrán una duración de cuatro años por regla general, aunque Medicina será de seis años y Veterinaria y Arquitectura, de cinco. En otros países europeos han optado por un modelo de tres años.

    La finalidad de los grados, que según la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) equivalen a las licenciaturas y mejora las diplomaturas actuales, es formar al estudiante para que pueda desempeñar su profesión. Para obtener el título habrá que elaborar y defender un trabajo de fin de grado y podrá ser necesario realizar prácticas.

    Los nuevos grados se enmarcarán en cinco ramas de conocimiento: artes y humanidades, ciencias, ciencias de la salud, ciencias sociales y jurídicos, e ingeniería y arquitectura.

    Quien quiera seguir estudiando, podrá optar a un postgrado donde se engloban los máster (un segundo ciclo de enseñanzas universitarias) para especializarse y los doctorados (tercer ciclo), más orientados a la investigación.

    Los máster tendrán una duración de entre uno o dos años, mientras que la duración de los doctorados nos está fijada por ley.

    Nuevo concepto de crédito, nueva forma de aprender

    Otra de las principales novedades es el nuevo concepto de crédito, que implica una nueva metodología tanto a la hora de aprender como a la hora de enseñar. La clase magistral no desaparecerá, pero junto a ella se reconocerán las horas que el estudiante dedicaba a su formación fuera de las aulas y que hasta ahora no se tenían en cuenta.

    Los créditos ECTS (Sistema Europeo de Transferencia de Créditos) son diferentes a los créditos actuales, que equivalen a 10 horas de clase de un profesor. Un crédito de los nuevos equivaldrá a entre 25 y 30 horas, pero de trabajo del estudiante. Un esfuerzo que hasta ahora no se tenía en cuenta. A tiempo completo se calcula que un alumno tendrá que hacer unas 40 horas semanales de trabajo (incluidas las clases, las prácticas, el trabajo tutelado y el trabajo personal, los seminarios, la búsqueda de bibliografía, la preparación de exámenes, ect).

    Un detalle de las competencias adquiridas en el título

    El graduado obtendrá un título más detallado que el que, hasta ahora, recibían diplomados y licenciados. Los nuevos títulos de Bolonia tendrá un anexo (redactado en dos o más idiomas europeos) en el que se detallarán aspectos de la titulación como su nombre, las materias cursadas, la lengua en las que se han impartido, cuántos créditos se han hecho, cuáles son las competencias y habilidades adquiridas, etc.

    Este Suplemento Europeo al Título (SET) recogerá también, por ejemplo, si el alumno ha estudiado en otro país con una beca Erasmus y otros detalles que quiera añadir la Universidad que pueden ir desde colaboración con ONG, actividades culturales, etc.

    Su objetivo es acreditar lo que se conoce para que sea más sencillo el reconocimiento de los créditos ECTS en cualquier otro país europeo. El objetivo es que un título obtenido en España, por ejemplo, sirva para cualquier país europeo.

    Más contenidos de Noticias

    anterior siguiente