Enlaces accesibilidad

'WALL·E' culmina la revolución digital de Pixar

  • El filme de Andrew Stanton logra seis nominaciones
  • Es la película de animación con mayor número de nominaciones de la Historia
  • Desde 1995, la factoría Pixar ha revolucionado el mundo de la animación con 9 largos
  • Más información en el Especial Oscar 2009

Por
Especial Oscar 2009: WALL-E, nominada a Mejor Película de Animación
La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas ha reconocido la contribución de Pixar al mejor cine de 2008 con seis nominaciones a los Oscar. Desde 1995, año de estreno de Toy Story, la factoría creada por John Lasseter no ha dejado de cosechar numerosas nominaciones y estatuillas doradas.

Los orígenes de Pixar: Steve Jobs, George Lucas y por supuesto John Lasseter

La historia de la compañía de Emmeryville (California) arranca en 1979 con la creación de una división de Lucasfilm llamada The Graphic Group. Tras independizarse de la compañía madre, el equipo trabaja en los revolucionarios efectos especiales de filmes como Star Trek II: La ira de Khan y El secreto de la pirámide.

En 1986 Steve Jobs, recién salido de Apple, compró la empresa a George Lucas por 5 millones de dólares y aportó otros 5 millones al capital. Comenzaba la leyenda de Pixar.

1986: Luxo Jr. Un flexo demuestra de lo que es capaz Pixar

La primera obra de Pixar fue también el primer corto animado digitalmente nominado a los Oscar, aunque no obtuvo el premio. La historia, bien sencilla, se convertiría además en la imagen de Pixar hasta hoy: un flexo y su "hijo" jugando con una pelota. El corto jugaba magistralmente con la iluminación y el movimiento antropomórfico de dos objetos comunes.

Otros cortos de esta primera época son Red's Dream (un monociclo en una tienda sueña con triunfar en el circo), Tin Toy (la historia de un juguete de hojalata que consiguió el Oscar a Mejor Corto de Animación) y Knick Knack (un muñeco de nieve atrapado en un souvenir contempla cómo una muñeca disfruta de la vida exterior). Todos los elementos de estos cortos están presentes de una u otra manera en Toy Story, el debut en el largometraje de Pixar.

1995: "Hasta el infinito y más allá". La alianza de Disney y Pixar revoluciona el mundo de la animación con Toy Story

En 1991 Disney y Pixar firmaron un acuerdo para realizar tres largometrajes. Ambas compañías compartirían gastos y beneficios aunque la propiedad de los films recaería en Disney. El estudio de Burbank andaba de capa caída, justo antes de la resurrección que se produciría con La bella y la bestia y Aladdin.

El primer filme producido por Pixar y distribuido por Disney sería Toy Story, un clásico instantáneo que se convirtió en la película más vista del año y al que la Academia otorgaría un Oscar especial por su contribución técnica. Las aventuras del vaquero Woody y el astronauta Buzz Lightyear obtendrían una meritoria nominación al Mejor Guión Original.

1998: Bichos. Un homenaje a Los siete samurais en miniatura


El siguiente proyecto de Pixar, dirigido por John Lasseter y Andrew Stanton sería esta aventura en la que unos insectos artistas de circo acuden al rescate, sin saberlo, de una colonia de hormigas asediadas por unos saltamontes.

Aunque recibió peores críticas y una menor recaudación que Toy Story, el resultado visual era sencillamente espectacular. Ese mismo año nacía la división de animación de Dreamworks, precisamente con otra película sobre insectos: 'Antz (Hormigaz)'.

1999: Toy Story 2. Woody y Buzz vuelven por la puerta grande

La gestación de la secuela de Toy Story fue complicada. Fue ideada por Disney como un producto para el DVD y por tanto fuera del acuerdo de hacer tres largometrajes. Pixar se opuso y durante el proceso de producción presionó para que se estrenara en salas comerciales.

El resultado le dio la razón a la compañía de Steve Jobs: 485 millones de dólares de recaudación internacional (la primera parte había recaudado 361), y otros cientos de millones más en un merchandising que sigue produciendo beneficios todavía.

2001: La madurez llega con un monstruo peludo y un cíclope verde: Monstruos S.A.

John Lasseter se retiró de la dirección con Toy Story 2 y no volvería a ponerse al frente de un proyecto hasta la decepcionante Cars pasándole el testigo a sus ayudantes Pete Docter y Andrew Stanton.

Docter dirigió esta comedia basada en los temores infantiles que llegó a los 525 millones de dólares de recaudación y que contenía una de las escenas más imaginativas de la historia de la animación: la persecución en el almacén de puertas. A pesar de todo, perdería en la recién creada categoría de Mejor Película de Animación en los Oscar ante Shrek, el verdadero punto de partida de Dreamworks, el otro gigante de la animación

2003: El pez que reventó las taquillas: Buscando a Nemo

La primera película como director de Andrew Stanton maravillaría tanto por su perfección formal como por su guión, que volvería a ser nominado al Oscar. La tierna historia del padre pez que busca a su hijo perdido ablandó el corazón del espectador más duro y convirtió a Nemo en la película más taquillera de 2003, por encima de El Señor de los Anillos. El retorno del rey y Piratas del caribe.

2004: Los increíbles. Pixar ficha a un genio de la animación, Brad Bird.

El año de la ruptura entre Pixar y Disney se estrenaba Los increíbles, parodia de las películas de superhéroes y de James Bond que fue dirigida por Brad Bird, autor de la estimable El gigante de hierro.

Las desavanencias entre Steve Jobs y Michael Eisner, presidente de Disney llevaron al divorcio entre la compañía del flexo y la del ratón. A pesar de ello, la taquilla volvió respaldar la apuesta de Pixar y la película obtendría el Oscar al Mejor Largometraje de Animación.

2006: Lasseter vuelve a la dirección con Cars

El director creativo de Pixar se volvía a poner al frente de una proyecto con un filme basado en una de sus pasiones, los coches.

La historia de Rayo McQueen no llegó a convencer a la crítica y recaudó la mitad de lo que había obtenido Buscando a Nemo tres años antes. En la gala de los Oscar cayó derrotada ante Happy Feet.

2007: El ratón que quería ser chef: Ratatouille

De nuevo Brad Bird dirigía un largo de Pixar y de nuevo el resultado fue excelente, apoyado por un guión cómico a la altura de los mejores clásicos de acción real.

Las andanzas de Remy cosecharon cinco nominaciones a los Oscar (el máximo para una película de animación hasta la fecha) y obtuvo unas críticas positivas unánimes, colocándola en las listas de mejores películas del año.

2008: WALL·E

Aunque no vio la luz hasta 2008, su nacimiento se produjo en 1994 en un almuerzo de trabajo entre Andrew Stanton, John Lasseter, Pete Docter y Joe Ranft. Mientras estudiaban nuevos proyectos, Stanton preguntó: "¿Qué pasaría si la humanidad abandonara la Tierra y se olvidaran de apagar el último robot?".

Stanton y Docter comenzaron a escribir el guión en 1995, pero la historia llegó a un punto muerto y la idea quedó en el armario mientras se desarrollaban los siguientes filmes. En 2002 Stanton retomó la idea del robot abandonado y comenzó a escribir WALL·E mientras completaba la dirección de Buscando a Nemo.

A finales de 2003 Stanton presentó a Steve Jobs y John Lassetter un adelanto de los 20 primeros minutos de WALL·E. El resultado impresionó a los jefazos de Pixar, que enseguida dieron luz verde al proyecto, a pesar de que a Jobs no le entusiasmaba el título: W.A.L.-E., en la primera fase de producción.

WALL·E se estrenó en junio en Estados Unidos consiguiendo 63 millones de dólares en su primer fin de semana, el tercer mejor estreno para Pixar en su historia.

Con un arranque de 22 minutos sin diálogos, que rinde homenaje a clásicos como Buster Keaton, la última maravilla de Pixar ha sido premiada por diferentes asociaciones de críticos como la mejor película de 2008.

El futuro: Up, Toy Story 3 y el reestreno de los clásicos en 3D

El próximo verano se estrena Up, la historia de un anciano que ata miles de globos a su casa y emprende el viaje que siempre había soñado. Con un pequeño inconveniente, le acompañará un joven explorador de ocho años que estaba en el porche de su casa en el momento del "despegue".

Con la voz de Edward Asner (el inolvidable Lou Grant de la tele), el filme promete paisajes espectaculares y la clásica historia de amistad entre personas que no tienen nada en común.

En junio de 2010 llegará una de las producciones más esperadas: la tercera parte de Toy Story. Casi quince años después vuelven las aventuras de Woody y Buzz Lightyear, con la presencia confirmada de Tom Hanks y Tim Allen. Para hacer más llevadera la espera, en octubre de 2009 y febrero de 2010 se producirá el reestreno de Toy Story y Toy Story 2 en salas 3D.

Noticias

anterior siguiente