Enlaces accesibilidad

La violencia en Madagascar deja 28 muertos más en otra manifestación contra el Gobierno

  • Este sábado la policía disparó contra los manifestantes desarmados
  • La ONU pide el cese de la violencia y llevar a los culpables ante la Justicia
  • Desde que comenzaron los disturbios se han producido casi un centenar de muertos

Por
La policía ha disparado contra los manifestantes desarmados EFE EFE/Klaus Reimer
La situación en Madagascar se agravó este sábado por una nueva ola de violencia. La policia presidencial disparó a la multitud que se manfestaba contra la política del actual presidente, Marc Ravalomanana, matando al menos a 28 personas e hiriendo a otras 212. Este nuevo capítulo suma, a casi un centenar, los muertos desde que estalló el conflicto el pasado 26 de enero.

El líder del movimiento contra Ravalomanana es el, hasta hace unos días, alcalde de la capital, Andry Rajoelina, recientemente destituido por las autoridades.

Rajoelina ha asegurado este domingo que seguirán luchando tras la represión policial en la manifestación, ya que "no pueden defraudar a esas personas que han dado sus vidas".

Según fuentes hospitalarias, el 90% de los heridos ha sufrido impactos de bala. Decenas de personas han acudido a los centros sanitarios para buscar a sus familiares desaparecidos tras la revuelta.

El domingo ha sido una jornada de relativa calma y la actividad en la capital,  Antananarivo, se ha desarrollado casi con normalidad.

Reacciones

La ONU ha pedido al Gobierno de Madagascar, situada frente a costas africanas, que lleve a los responsables de estas muertes ante la Justicia y llama a la calma a la oposición.

El pasado jueves, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, decidió enviar a Madagascar al secretario general adjunto para Asuntos Políticos, Haile Menkerios, quien debía llegar este sábado a la isla para "explorar qué puede hacer Naciones Unidas para evitar más violencia y contribuir a la paz y la estabilización" del país.

En Francia, antigua potencia colonial, han condenado la violencia que sufre la isla africana.

Por otra parte, el Papa Benedicto XVI ha dicho estar profundamente preocupado por este periodo crítico.

La Unión Africana (UA) mandará, en la mayor brevedad posible, al ex ministro de Exteriores de Costa de Marfil, Amara Essy, que se reunirá con la partes implicadas para evaluar la situación, según ha esplicado el presidente de la Comisión de la UA, Jean Ping.

Éste ha pedido a los partidos malgaches "para que se refrenen y eviten cualquier acción que pueda agravar la situación, al tiempo que trabajan para encontrar con rapidez una solición a la crisis mediante el diálogo".

En su Cumbre de principios de esta semana, la UA advirtió a los opositores que debían mantenerse dentro de la legalidad y que no admitiría regímenes no constitucionales en su seno.

Trece días de disturbios que han dejado cerca de un centanar de muertos en diversas manifestaciones convocadas por el ahora ex alcalde Rajoelina, que pretende derrocar a Ravalomanana, para lo que se ha declarado al frente de un Gobierno provisional y ha pedido el apoyo de los militares.

Rajoelina acusa a Ravalomanana de malversación de fondos públicos y de violar la Constitución.


Noticias

anterior siguiente