Enlaces accesibilidad

Israel continúa los bombardeos este sábado tras matar a un dirigente del brazo armado de Hamás

  • Abu Zakaria al-Jamal ha muerto a causa de las heridas de los bombardeos
  • Era comandante de las brigadas Ezzedine al-Qassam
  • El pasado jueves, otro ataque aéreo acabó con la vida de Nizar Rayyan
  • Hamás asegura que han repelido una operación terrestre, pero Israel lo niega
  • El líder de Hamás en el exilio amenaza con secuestrar a soldados israelíes
  • La primera semana de bombardeos deja 436 muertos y cerca de 2.300 heridos

Por
Séptima noche de bombardeos en Gaza

La aviación israelí centra este sábado sus ataques en el norte de la franja de Gaza, donde ha continuado sus bombardeos por octavo día consecutivo y ha causado la muerte de tres milicianos y una niña.

Entre los abatidos, se encuentra uno de los líderes de las brigadas Ezzedine al-Qassam, el brazo armado Hamás. Se trata de Abu Zakaria al-Jamal, que ha muerto a primera hora de este sábado por las heridas provocadas por las bombas lanzadas por la aviación israelí, según ha asegurado Hamás.

Un portavoz del ejército hebreo a confirmado a Efe que atacaron "durante la noche un vehículo que conducía Mamduk Yamal (Abu Zakaria al-Jamal) y éste resultó muerto".  Israel afirma que era "un comandante militar al cargo de varias brigadas de lanzamiento de cohetes".

Zakiria al-Jamal murió por fuego israelí cuando inspeccionaba a milicianos que controlan las posiciones de los barcos de la armada israelí desde el oeste de la ciudad de Gaza.

Es el segundo dirigente de Hamás que muere desde el inicio de la ofensiva israelí 'Plomo Fundido' el pasado 27 de diciembre.

El pasado jueves, otro ataque aéreo acabó con la vida de Nizar Rayan. Este dirigente se encargaba de coordinar las ramas política (el partido) y militar de Hamás, las Brigadas de Ezedín Al Kasam. Muchos altos cargos del grupo islamista se han escondido para evitar intentos de asesinato por parte de Israel.

Desde el comienzo de la ofensiva, hace una semana, Israel ha lanzado 700 ataques aéreos, que han ya dejado al menos 436 muertos y cerca de 2.300 heridos, medio millar extremadamente graves. Entre los muertos hay 75 niños y 21 mujeres, según fuentes médicas palestinas. La ONU estima que el 25% de los fallecidos son civiles.

Hamás ha respondido con el lanzamiento de 500 cohetes que han causado cuatro muertos y unos 40 heridos.

Este sábado han muerto otros dos milicianos en el campo de refugiados de Yabalia al ser golpeados por los misiles lanzados desde un avión israelí no pilotado (avión espía), que vigilaba la frontera del norte de Gaza con Israel.

También ha fallecido una niña al ser destruida su casa en el este de Gaza capital.

En el norte de la franja, según testigos, se realizaron al menos 23 bombardeos desde la medianoche del viernes.

La aviación israelí también ha destruido dos puentes en el centro de la franja, lo que dificulta el acceso desde Gaza capital hasta el sur del territorio.

Hamás dice que ha repelido un ataque terrestre

Además, el brazo armado de Hamás ha repelido el primer intento de las fuerzas especiales del ejército israelí de entrar en la franja de Gaza, según ha detallado un portavoz de la brigada.

En concreto, los combatientes palestinos han contenido a un número indeterminado de miembros del ejército israelí a las 01:00 hora local (doce de la noche hora española).

Los combatientes de Hamás han lanzado seis ráfagas de mortero contra los israelíes, que han replicado con artillería ligera y se han retirado, según ha añadido el portavoz, que ha subrayado que no se han producido víctimas mortales.

Sin embargo, el ejército israelí, que ha seguido bombardeando la franja durante la noche, ha indicado que no tiene conocimiento del incidente y ha precisado que ningún soldado israelí ha penetrado en la franja desde el comienzo de los bombardeos.

Ataque previsto

Esta información confirmaría las noticias sobre una inminente invasión terrestre, que había adelantado el rotativo británico The Times.

Según estima el diario londinense, el Ejército israelí está preparado para lanzar cientos de tropas y tanques para bombardear y acabar con el brazo armado de Hamás.

En este sentido, la apertura del paso fronterizo de Erez, por primera vez en los últimos siete días, para permitir la salida de Gaza de palestinos con doble nacionalidad y extranjeros es percibida como un signo de que los soldados israelíes podrían preparar su entrada en la franja.

En total han sido unas 250 personas las que han salido y que serán trasladadas a Jordania con ayuda de la Cruz Roja y misiones diplomáticas para, desde allí, viajar a sus respectivos países.

Según testigos, el Ejército israelí ha bombardeado campos de cultivo cercanos a la frontera, lo que podría estar destinado a limpiar el terreno antes de la entrada de las tropas.

Hamás amenaza con secuestrar a soldados


Un portavoz del Ejército israelí ha confirmado que la aviación ha realizado unos 35 ataques, algunos de los cuales se registraron cerca de la valla de separación y "tuvieron como objetivo lanzaderas de cohetes" de las milicias palestinas.

Al menos ocho palestinos murieron por estos ataques, entre ellos cinco niños, informó a Efe Moaweya Hasanein, jefe de los servicios de emergencia del Ministerio de Sanidad de Gaza.

Jaled Meshal, el líder espiritual en el exilio de Hamás, ha dicho que están preparados para resistir cualquier invasión por tierra y que podrían secuestrar más soldados israelíes.

En un discurso televisado desde Damasco (Siria) este viernes, Meshal ha asegurado a los hebreos que "si cometéis un acto estúpido invadiendo Gaza, quién sabe, podríamos tener un segundo o tercer o cuarto Shalit", en referencia al soldado israelí, Gilad Shalit, secuestrado hace más de dos años.

Noticias

anterior siguiente