Enlaces accesibilidad

Amigo cree que prohibir los crucifijos es una "postura que no fomenta la convivencia"

  • Cree que es importante "enseñar a respetar a los niños todo tipo de confesiones"
  • Herrera sostiene que los crucifijos "no agreden a nadie" y muestra su malestar
  • Anuncia que la Junta de Castilla y León se está pensando recurrir la sentencia
  • El PSOE pide a la Consejería de Educación que quite los crucifijos de todos los colegios
  • Un juez ordenó a un colegio de Valladolid que retirará todos los símbolos religiosos

Por
Amigo cree que quitar los crucifijos daña la conviviencia
El cardenal arzobispo de Sevilla, monseñor Carlos Amigo, ha defendido la importancia de "enseñar a los niños a respetar los signos religiosos de cualquier credo", en referencia a la sentencia de un juez que obliga a un colegio de Valladolid a retirar los crucifijos de sus paredes. Además, ha señalado que "radicalizar las posturas no ayudan a fomentar la convivencia".

Amigo ha sostenido que no hay que tirar por la borda la riqueza cultural del un país, en el que se incluye todo tipo de credos, al tiempo que ha asegurado que no hay que deshacerse de los signos religiosos, sino "ayudar a las personas a respetarlos".

La polémica sentencia ha despertado el interés de otras fuerzas políticas, como el PSOE, que ha solicitado a la Consejería de Educación de la Junta que"extienda de oficio" la aplicación de la sentencia a todos los colegios de la comunidad castellano leonea.

Herrera cree que los crucifijos "no agreden"

Por su parte, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha sostenido que "en la España de hoy" la permanencia de crucifijos en los centros escolares "no es elemento de agresión ni de vulneración de derechos y libertades".

Además, Herrera ha anunciado que la Junta está analizando la situación y planteándose si recurre o no el fallo judicial. No obstante, sí ha mostrado su "malestar" por esta decisión judicial y ha puesto como ejemplo la contradicción de este hecho con otros actos institucionales. En este sentido, ha recordado la jura o promesa de los cargos de los últimos ministros nombrados por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En esa ocasión, los nuevos miembros de la Ejecutiva tomaron posesión de sus nombramientos sobre una mesa en la que había un crucifijo, ha detallado el presidente de Castilla y León. "A nadie se le ocurrió significar que la presencia de ese crucifijo deslegitimara ese Gobierno, que es democrático y que es laico y de la España del siglo XXI", ha añadido.

Además, ha criticado la actitud del PSOE en cuanto a la exigencia, según él, de que se retiren todos los símbolos católicos de los colegios públicos. Herrera ha manifestado que es una agrupación política que "se está abonando a la confrontación ideológica" y ha remarcado otras actuaciones "similares" en materias como la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

En los Gobiernos de Felipe, no se aprobó


Asimismo, ha lamentado que los socialistas "aboguen ahora por retirar los crucifijos y no tomasen esa decisión cuando tenían las competencias en materia educativa", que ocurrió durante 14 años cuando eran tarea del Estado y gobernaba en la Moncloa el socialista Felipe González.

Entonces, según Herrera, no se solicitó que se suprimiesen estos símbolos de las aulas escolares porque el PSOE "todavía estaba abonado al consenso, a los grandes consensos de la transición". En cambio, la situación en la directiva socialista ha cambiado, según el presidente de Castilla y León.

Finalmente, ha incidido en que hasta ahora la retirada o no de estas imágenes de las escuelas "se ha resuelto de forma muy eficaz creyendo en la autonomía de los centros", a través de las decisiones que se tomaban en los consejos escolares. En cambio, Herrera argumentó que, tras la sentencia, la autonomía de los consejos escolares ha quedado "sustancialmente dañada".

Noticias

anterior siguiente