Enlaces accesibilidad

Los neoyorquinos, sorprendidos por un falso New York Times que anuncia el fin de la guerra de Irak

  • Se cree que detrás está el grupo activista 'Yes Me' y decenas de organizaciones progresistas
  • Se han distribuido 1,2 millones de ediciones falsas en Nueva York y Los Ángeles
  • Está fechado el 4 de julio de 2009 y con el lema "Todas las noticias que deseamos imprimir"
  • También se informa del falso procesamiento de Bush por alta traición
  • Incluye publicidad falsa de petroleras y firmas armamentísticas con buenos propósitos

Por
Un 'New York Times' utópico

Los neoyorquinos se han desayunado hoy con una portada que muchos esperan: "Acaba la guerra de Irak". La publicaba el New York Times, pero, desgraciadamente, se trata de una edición falsa (pdf) del periódico cuya distribución se achaca a un grupo de activistas denominado 'Yes Men'; mientras que el verdadero rotativo investiga quiénes son los responsables.

El diario también incluye otras noticias como la creación de un nuevo modelo de "economía sana" o el procesamiento de George W. Bush por alta traición, lo que en un primer momento ha causado el desconcierto de los viandantes. No obstante, al observar la portada puede comprobarse que la fecha de publicación es el 4 de julio de 2009 y que el lema del diario no es el habitual "Todas las noticias que merecen ser impresas", sino "Todas las noticias que deseamos imprimir".

Se trata de una edición promovida por organizaciones que nada tienen que ver con el diario, pero que han imitado a la perfección la tipografía del periódico impreso e incluso su página web, al tiempo que han incluido publicidad falsa de petroleras y firmas armamentísticas en las que anuncian sus buenos propósitos.

El colectivo al que se achaca la acción, 'Yes Men', practica lo que llaman "corrección de identidad" y se han hecho pasar en otras ocasiones por portavoces gubernamentales o corporativos. De hecho, una de sus acciones más sonadas fue cuando se hicieron pasar por funcionarios de la Organización Mundial del Comercio y anunciaron su disolución.
 
"Vuelta a casa" de los soldados

En el falso periódico también puede leerse que las tropas estadounidenses vuelven a casa, para dejar en manos de cascos azules de la ONU las labores de mantenimiento de la paz y reconstrucción de ese país y de Afganistán.

Otra información de esta utópica y liberal edición detalla el proceso de nacionalización de la mayor petrolera del mundo, ExxonMobil, entre otras, para crear con sus beneficios un fondo que financie iniciativas para estudiar y combatir el cambio climático.

En la sección de internacional también se habla del cierre de la prisión de Guantánamo y de otras instalaciones secretas de la CIA, así como de la celebración del fin de las hostilidades por parte de "dos millones de iraquíes exiliados y tres millones de refugiados internos, que empiezan a planificar su vuelta a casa".

Además, el falso diario publica las disculpas de la "ex secretaria de Estado" Condoleezza Rice por defender que Sadam Husein tenía armas de destrucción masiva sabiendo que era mentira, y se da la noticia de que George W. Bush afronta cargos por alta traición y falsificación documental para justificar la guerra.

"Seguridad Social pública" para todos los estadounidenses

En la sección de nacional, se habla de la creación de una seguridad social pública, de la implantación de un sistema impositivo más progresivo y de la abolición de los "lobbies" corporativos, al tiempo que se repasan los avances conseguidos en los ocho meses transcurridos desde que Barack Obama fue elegido presidente.

La sección de economía da cuenta de una nueva legislación que amplía a los accionistas las responsabilidades por los delitos cometidos por una compañía, de la creación de una ley por la que el precio de las cosas deberá reflejar su verdadero coste y del cierre de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard.

La masiva creación de carriles bici y de una universidad para exiliados de otros países son asuntos tratados en la sección de local de este curioso periódico, que se ha repartido en algunas de las estaciones de metro más frecuentadas de la ciudad y en las calles más transitadas. En total, se han distribuido 1,2 millones de ejemplares, además de en Nueva York, en Los Ángeles.

Noticias

anterior siguiente