Enlaces accesibilidad

Las arterias de los niños obesos, tan atascadas como las de un adulto de mediana edad

  • El estudio lo ha realizado un equipo de la Escuela de Medicina de Kansas City
  • También se eleva el riesgo de sufrir un derrame cerebral a edad temprana
  • Los científicos midieron el espesor de las arterias del cuello para ver la acumulación de grasa
  • En los niños obesos encontraron altos niveles de colesterol malo y triglicéridos
  • El riesgo puede reducirse si los niños cambian de estilo de vida

Por
Un estudio científico ha desmostrado que las arterias de un niño obeso pueden estar tan atascadas como las de un adulto de mediana edad, con lo el riesgo de sufrir un ataque al corazón pueden tenerlo a los 30 años.

Según la directora del estudio, la doctora Geetha Raghueveer, de la Escuela de Medicina de Kansas City, esa acumulación de placas de grasa en la arteria, además de acercar el riesgo de sufrir un ataque al corazón, también sitúa en los 30 años la posibilidad de sufrir un derrame cerebral.

Raghuveer, que ha calificado de "alarmante" este hallazgo, ha presentado su estudio en el Congreso de la American Heart Association que se celebra en Nueva Orleans y con él demuestra que la obesidad infantil -que crece en muchos lugares mundo- sienta las bases para las enfermedades cardiovasculares a edades muy tempranas.

El equipo de investigación utilizó ecografías para medir el espesor de las paredes interiores de las arterias del cuello de 70 niños, la mayoría obesos, con una media de edad de 13 años y descubrió que el estado en que se encontraban era más típico de personas de 45 años. La arteria estudiada fue la carótida, los dos grandes vasos sanguíneos encargados de llevar la sangre al cerebro.

Alto nivel de colesterol malo

Los niños estudiados presentaban niveles elevados de lipoproteínas de baja densidad (LDL), conocidas como "colesterol malo", bajos niveles de lipoproteínas de alta densidad (HDL), "colesterol bueno", o niveles elevados de un tipo de la grasa que se encuentra en la sangre, los triglicéridos. 40 de los niños eran obesos. 

"Queríamos medir su edad vascular", ha dicho Raghuveer, y en estos niños, lejos de ser la normal, era tres décadas mayor que su edad cronológica

La obesidad y los altos niveles de triglicéridos están estrechamente asociadas con una edad vascular avanzada, ha añadido Raghuveer, lo que indica que esta combinación debe alertar a los médicos de que un niño puede tener alto riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. 

La acumulación de placas de grasa en las arterias puede estrecharlas y reducir el flujo de sangre, dando lugar a un ataque al corazón o un derrame cerebral. Estas placas están formadas de grasa, calcio y otras sustancias de la sangre y su acumulación en las arterias se denomina aterosclerosis

Cambio de estilo de vida

Raghuveer se muestra esperanzada en que la acumulación de grasa en las arterias puede ser reducida si los niños cambian de estilo de vida - pierden peso y hacen más ejercicio - y en algunos casos tomar medicamentos para bajar el colesterol como la estatina. 

La Academia Americana de Pediatría dijo hace unos meses que algunos niños de tan sólo 8 años deben ser tratados con estatinas si tienen ciertos niveles de colesterol.

Noticias

anterior siguiente