Enlaces accesibilidad

Miles de valencianos se manifiestan contra la obligación de impartir Educación para la Ciudadanía en inglés

  • Numerosos manifestantes protestan ante las sedes del Gobierno Valenciano
  • El manifiesto ha sido leído en valenciano, con traducción simultánea en inglés
  • También piden una mayor inversión en la educación pública
  • Camps asegura que "es coherente" impartir la asignatura en inglés

Por
En contra de impartir 'Educación para la Ciudadanía' en inglés ( Radio Nacional )
Miles de personas, entre padres, profesores y alumnos se han concentrado esta tarde frente al Palau de la Generalitat en Valencia para mostar su rechazo a la obligación de impartir en inglés la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Las protestas frente a las sedes del Gobierno valenciano han tenido lugar también en Castellón y Alicante.

Las concentraciones, convocadas por la Plataforma por la Enseñanza Pública, tienen como objetivo, además, pedir una mayor inversión en la educación pública. Según informa Radio Nacional, numerosos manifestantes se concentran en la manifestación que se lleva a cabo en la Plaza de Manises de Valencia, que portan banderas y pancartas contra el Conseller de Educación, Alejandro Font deMora.

Durante la lectura del manifiesto se ha querido escenificar la situación que se produce en las aulas de la Comunidad Valenciana cuando se imparte Ciudadanía, y mientras una profesora leía el texto en valenciano, otro lo traducía en inglés.

"Do you undersetand?" (¿Me entiendes?), ha preguntado al público congregado en la plaza Manises. Según los convocantes había 3.000 personas. Según la policía, 1.000.

Las protestas también se han desarrollado en los institutos, donde los sindicatos fijaban en un 80% el seguimiento. Unos 300 centros han paralizado sus clases a lo largo de este jueves.

Camps cree que "es responsable, coherente y correcto" impartirla en inglés

Unas horas antes de las protestas, el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha asegurado en el pleno de las Corts Valencianes que es "responsable, coherente y correcto" la decisión de impartir la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) en inglés en la Comunitat y negó que "ninguna jerarquía" haya influido en el Gobierno autonómico para adoptar una decisión que ha tomado "en aras de su propia competencia".

En este sentido, afirmó que lo que quiere es que "los valencianos puedan hablar en valenciano en la Comunitat, en castellano en España y en inglés en el mundo". "Eso es lo que yo quiero", indicó.

Así lo afirmó Camps durante su intervención en la sesión de control de la Cámara, ante la pregunta formulada por el portavoz del grupo parlamentario socialista, Angel Luna, sobre la utilidad de impartir la asignatura de EpC en inglés, una orden que el PSPV le pidió que se "retire" porque aseguró que ha generado "un caos organizativo" de todo tipo y un problema que atribuyó a "las vinculaciones de la conciencia" del presidente de la Generalitat, que han provocado una "situación indescriptible".

Luna subrayó que la "jerarquía católica" se opone a esta asignatura y añadió que cuando "se complica" esta cuestión es "por dos razones, porque son ustedes unos torpes o porque intentan ocultar algo". En este sentido, acusó al Gobierno valenciano de utilizar este tema "para una batalla moral que se tiene que dar en otro sitio".

En este sentido, Camps consideró que fue una "arrogancia" la ley "que aprobó el PSOE contra la mitad de los españoles en el Parlamento" en relación con la asignatura, y añadió que "lo único que ha hecho el Gobierno autonómico es, en aras de su propia competencia, decidir usar el inglés" para impartirla.

"Me parece que es responsable, coherente y correcto, teniendo la opción de poner en marcha una asignatura que además habla de derechos y el encaje en España y el mundo, que se imparta en inglés, una lengua que habla el mayor número de personas en todo el mundo", dijo.

En esta línea, inquirió al síndic socialista "qué jerarquía está presionándole a usted para impedir que se dé en inglés". Camps afirmó que a exigir la "retirada" de la orden "se le llama la imposición" y señaló que le da "un poco de miedo" pensar lo que sucedería si el PSPV tuviera la mayoría en la Cámara.

Noticias

anterior siguiente