Enlaces accesibilidad

El Gobierno suizo sale en auxilio del banco UBS e inyecta 3.700 millones de euros a la entidad

  • El UBS es el banco más golpeado por la crisis financiera internacional
  • La entidad ha alcanzado un acuerdo con el Banco Nacional de Suiza
  • Éste transferirá 60.000 millones de activos sin liquidez a un fondo separado
  • A principios de octubre el banco anunció el despido de 2.000 trabajadores
  • El segundo banco de Suiza, también en apuros, prevé perder 800 millones

Por
El UBS, el banco europeo más golpeado por la crisis financiera internacional, ha anunciado que ha alcanzado un acuerdo con el Banco Nacional de Suiza para transferir 60.000 millones de activos sin liquidez de su balance a un fondo separado gestionado por la entidad estatal. Este fondo será financiado con 6.000 millones de dólares que colocará UBS y por un préstamo por 54.000 millones de dólares del BNS.


Asimismo, el banco recibirá una inyección de capital de 6.000 millones de francos -unos 3.700 millones de euros- de la Confederación Helvética.

A principios del mes de octubre, la entidad bancarioa anunció  el despido de 2.000 trabajadores.  Con esta supresión de puestos de trabajo, la división de inversión de UBS pasará de 19.000 a 17.000 trabajadores, muy por debajo de los 23.000 con los que contaba en el tercer trimestre de 2007. Una vez hecha la conversión, la Confederación Helvética tendrá el 9,3% del capital del banco.

UBS ha indicado en un comunicado que esta transacción le permite limitar sus potenciales pérdidas futuras ligadas a los créditos "tóxicos" procedentes de EE.UU, asegurar su financiación a largo plazo y disminuir los activos ponderados en función del riesgo.

En suma, "reducir fuertemente el riesgo y el balance", ha explicado la entidad, quién ha señalado que esta operación "reduce de manera significativa la incertidumbre actual para los accionistas y clientes" del banco. El acuerdo, según el banco, contribuye a la estabilidad del sistema financiero al asegurar una venta regular de los activos en cuestión.
  
La actitud de reserva que había mantenido el Gobierno helvético sobre el impacto de la crisis financiera en los bancos suizos ha sido criticada dada la importancia de la plaza financiera suiza.
  
El presidente de Suiza, Pascal Couchepin, defendió hoy la actuación del Ejecutivo colegiado (formado por siete miembros de distintos partidos políticos).Sostuvo que el mensaje gubernamental fue claramente el de "observar, reflexionar y luego intervenir cuando es deseable para consolidar el sistema financiero suizo".

El segundo banco de Suiza, también en apuros

Credit Suisse, el segundo banco de Suiza, ha señalado que prevé anunciar pérdidas por aproximadamente 1.300 millones de francos (unos 800 millones de euros) en el tercer trimestre del año.

Coincidiendo con el anuncio de que el Banco Nacional de Suiza (BNS) acudirá en ayuda de UBS,  Credit Suisse ha informado también de un acuerdo con la Comisión Federal de Bancos para ajustar sus objetivos de capitalización y exigencias en términos de endeudamiento.
 

Noticias

anterior siguiente