Enlaces accesibilidad

Asciende a 60 el número de muertos y 250 heridos en el atentado contra un lujoso hotel de Islamabad

  • El edifcio corre riesgo de derrumbarse a consecuencia del incendio originado
  • Un camión lleno de explosivos chocó contra la entrada del Marriott
  • Exteriores no tiene constancia de que haya españoles entre las víctimas
  • La comunidad internacional condena de manera unánime el atentado
  • El atentado coincide con la primera comparecencia en el Parlamento del nuevo presidente, Asif Alí Zardari
  • La UE se muestra consternada y da su apoyo a las autoridades paquistaníes

Enlaces relacionados

Por
Al menos 60 muertos en el atentado contra un hotel de Pakistán

Al menos 60 personas han muerto y 250 han resultado heridas tras un atentado devastador con un vehículo bomba con mil kilos de explosivo cometido la tarde del sábado contra un lujoso hotel en Islamabad, la capital de Pakistán, y que se achaca a islamistas próximos a Al Qaeda.

Entre los muertos hay mujeres, niños y extranjeros -aunque Exteriores no tiene constancia de que haya españoles- y no se descarta que siga creciendo la cifra a medida que avancen las horas. Mientras, el recién elegido presidente de Pakistán, Asif Ali Zardari, ha prometido que eliminará "el cáncer del terrorismo" tras condenar la masacre.

"El terrorismo es una epidemia, un cáncer que eliminaremos a toda costa", ha dicho Zardari en un mensaje televisado a la nación, en el que pidió a todas las fuerzas democráticas que unan sus fuerzas en la lucha contra esta lacra, según la agencia estatal APP. Además, Zardari ha calificado a los paquistaníes de "nación valiente" que no teme a los terroristas.

"Pakistán es nuestra y nosotros salvaremos a Pakistán", ha manifestado el presidente, quien ha dicho conocer bien el dolor que causa el terrorismo porque lo ha padecido en carne propia. "Yo mismo he enterrado a BB (Benazir Bhutto, su esposa, muerta en atentado en diciembre de 2007). Mi corazón sangra de dolor y puedo sentir vuestra pena", ha asegurado a los afectados por el ataque, a los que pidió convertir su pena en fuerza para luchar contra el terrorismo.

Explosión devastadora

La explosión ha provocado un gran socavón y el edificio, con 300 habitaciones y seis restaurantes, ha ardido casi por completo y algunas zonas continuaban en llamas seis horas después del ataque. Muchas personas quedaron atrapadas en el interior del edificio, mientras que otras se lanzaron desde las ventanas del tercer y cuarto piso.

Además, la estructura del edificio corre riesgo de derrumbarse a consecuencia del incendio causado por la tremenda explosión, que pudo oírse a varios kilómetros de distancia.

Este grave atentado ha coincidido este sábado con el hecho de que el nuevo presidente, Asif Alí Zardari, ha comparecido por primera vez en el Parlamento tras ser elegido en sustitución de Pervez Musharraf, fiel aliado de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo en la región.

En lo que se refiere a las víctimas, Exteriores no tenía constancia de que haya españoles entre los extranjeros muertos o heridos en el atentado. Fuentes del departamento han explicado que los primeros datos en su poder apuntan a que hay extranjeros entre las víctimas de la explosión, pero de momento no hay constancia de que alguno de ellos sea español.

En cualquier caso, la embajada de España en Islamabad "está haciendo su trabajo", según las mismas fuentes, para recabar "toda la información" posible en torno a este suceso, especialmente respecto a la nacionalidad e identidad de los fallecidos y heridos.

Evacuación del edificio


Las fuerzas de seguridad han iniciado la evacuación del edificio y han pedido la intervención del Ejército para salvar a los huéspedes atrapados por el fuego.

Las ambulancias y los bomberos ya se han desplazado a la zona, y los heridos han ido llegando a distintos hospitales capitalinos, en los que ha sido decretado el estado de "emergencia".

Entre los heridos extranjeros hay al menos, cuatro alemanes, tres ciudadanos de EEUU, al menos seis de Arabia Saudí y un diplomático danés, informa Dawn. Fuentes diplomáticas españolas y latinoamericanas han dicho a Efe de que entre los muertos y heridos no se encuentran personas de estas nacionalidades.

Las imágenes difundidas por las televisiones ofrecen un aspecto desolador en el interior del edificio, con paredes resquebrajadas, tabiques desplomados y cristales y mobiliario roto.

"Dos horas antes del atentado habíamos estado comiendo en un restaurante del hotel y ahora está destrozado. Es horrible", ha dicho una española residente en la capital.

Situado en el corazón de la capital, el Marriott ya había sido objeto de ataques en el pasado, por lo que las medidas de seguridad eran muy estrictas y el acceso resultaba complicado. El propietario del hotel ha expresado a los medios su "profunda consternación" por lo sucedido.

"Lamento la muerte de tantos guardias de seguridad (los principales afectados). Por suerte, el vehículo no pudo penetrar en el hotel", ha subrayado.
 
Atentado en plena ruptura del ayuno

El hotel Marriott tiene 290 habitaciones. En el momento del atentado, unas 200 o 300 personas estaba cenando al caer la noche (tras el ayuno diurno por el Ramadán), en un comedor cuyo techo se vino abajo.

Entre los comensales estaba el periodista Imtiaz Gul.  "Simplemente, corrimos a cubrirnos, pero pude ver a mucha gente herida y tendida a mi alrededor", ha dicho este testigo.

El hotel, frecuentado por los turistas, ya había sido blanco de dos ataques, pero el de este sábado es el más grave.

Este atentado es el segundo que sufre el convulso país este sábado. Esta mañana, al menos seis personas han muerto en otro ataque suicida contra un convoy militar en una región del noroeste del país fronteriza con Afganistán donde cometen muchos ataques los milicianos islamistas.

El Gobierno de Pakistán ha decretado un estado de alerta máxima en todo el país.

Reacciones

Tanto Zardari como el primer ministro, Yusuf Razá Guilani, han condenado el ataque y han ordenado una investigación sobre lo sucedido. Además, el presidente ha asegurado que el atentado no acabará con su determinación de continuar "la lucha contra el terrorismo y el extremismo en todas sus formas".

Las primeras reacciones internacionales a este atentado no se han hecho esperar y la Unión Europea (UE) se ha mostrado consternada ante el "nuevo y terrible atentado que ha golpeado un hotel en Islamabad".

"En estos momentos difíciles", la presidencia francesa de turno de la UE ha enviado un "mensaje de solidaridad a las autoridades paquistaníes" y ha subrayado que se mantiene "más que nunca" a su lado "en el combate contra el terrorismo".

Desde distintos países de la UE se ha expresado la condena. Así, el Gobierno español ha expresado "su más enérgica condena" por el  "brutal" atentado y ha reiterado "su total rechazo al fenómeno terrorista en todas sus manifestaciones". Por su parte, el Gobierno británico ha manifestado su "horror" y ha asegurado que ayudará a Pakistán a mejorar su seguridad.

Por su parte, el Gobierno de EE.UU. también ha condenado "enérgicamente" el atentado y ha mostrado su apoyo al Gobierno "elegido democráticamente" para afrontar el reto del terrorismo.

Un país convulsionado

Pakistán sufre desde hace meses una oleada de atentados islamistas. Los rebeldes acusaban a Musharraf de sometimiento a Washington. Tras agradecer su labor al ex general, la Casa Blanca saludó la designación de Zardari como garantía de que seguirá colaborando en su estrategia regional.

La tensión ha incrementado en los últimos días por las incursiones de las tropas estadounidenses en territorio paquistaní para luchar contra los talibanes del vecino Afganistán.

En su discurso ante los parlamentarios, el viudo de Bhutto ha dicho que no tolera la violación de su soberanía territorial.

El presidente también se enfrenta a un nuevo escenario político tras la reciente ruptura de la colación gubernamental.

Noticias

anterior siguiente