Enlaces accesibilidad

La policía china dispersa con violencia una manifestación pro-Tíbet y detienen a ocho activistas

  • Los manifestantes habían desplegado una pancarta en la que se podía leer "Tíbet Libre"
  • Un periodista de la televisión británica ITN ha sido retenido durante 20 minutos
  • Siete activistas pro-Tíbet han sido detenidos, según varios testimonios

Por
La policía ha dispersado con brutalidad una pequeña manifestación pro-tibetana cerca de la entrada del Parque de las Minorías Étnicas de Pekín cuando han mostrado camisetas y pancartas con eslóganes que reivindicaban la independencia del Tíbet.  Siete activistas han sido detenidos y un periodista británico ha sido agredido por la policía.

Cinco activistas han bloqueado la puerta del mencionado parque con bicicletas inmovilizadas con candados mientras una sexta persona ha leído un documento en el que explicaba sus reclamaciones.

Sus camisetas estaban impresas con la proclama "Free Tíbet" y sostenían una cartel que rezaba: "Los tibetanos están muriendo por la libertad". En los alrededores, otros dos han desplegado la pancarta en un puente peatonal en el que se leía "Free Tíbet".

"Han sido muy agresivos"

Un equipo de la televisión británica ITN intentaba filmar los hechos cuando uno de los periodistas, John Ray ha sido entonces empujado por los policías hasta su patrulla. Ray, quien posee la acreditación olímpica de periodista, fue arrastrado hasta una furgoneta policial, desde donde llamó a sus compañeros denunciando la situación hasta que se cortó la comunicación.

"He intentado explicarle que era un periodista pero no me han dejado que les enseñe mis documentos, han sido muy agresivos", ha contado el periodista a AFP. Ray asegura haber sido maltratado, que le han mantenido en el suelo y que le han atado por los pies.

Por otro lado, el cámara con el que trabajaba, Ben England, ha explicado que los policías le han impedido por la fuerza filmar la manifestación.

Expulsados del país

Los activistas son Pema Yoko, japonesa de origen tibetano de 25 años, los estadounidenses Tom Cohen (41), Martin Thomas (36), Jennifer Kirby (30), Jene DeSpain (31), James Brady (41), Bani Campuzano (20) y Jonathan Fox, de origen israelí y 29 años, además del periodista inglés.

La embajada británica en Pekín comunicó que Ray ya había sido puesto en libertad, aunque el destino de los ocho activistas detenidos es más incierto y es probable que sean expulsados del país, como ya ha ocurrido con otros manifestantes.

Otras acciones a favor del Tíbet

El Parque de las Minorías Étnicas, donde se ha detenido a los manifestantes y al periodista, es un recinto temático construido por las autoridades chinas en el que intentan reflejar la armonía de las 55 minorías que habitan en el país, a través de la muestra de sus tradiciones y costumbres.

La protesta de hoy se suma a otras acciones llevadas a cabo por organizaciones pro-tibetanas durante los Juegos Olímpicos de Pekín para reclamar la independencia de esta provincia.

La semana pasada, cinco activistas simularon su muerte arropados en banderas del Tíbet en el centro de la popular plaza de Tiananmen, mientras que dos días antes del inicio de los JJOO cuatros manifestantes colgaron dos pancartas en un puente situado a escasos metros del Estadio Olímpico "El Nido de Pájaro"


Noticias

anterior siguiente