Enlaces accesibilidad

Se endurecen los combates en Georgia y la OTAN acusa a Rusia de un uso excesivo de la fuerza

  • Georgia denuncia bombardeos rusos sobre su capital, Tiflis
  • Rusia asegura que tres de sus soldados han muerto durante la noche
  • La OTAN ha acusado a Rusia de usar una violencia "desproporcionada"
  • Francia presenta a Georgia un plan de alto el fuego sin que haya aún respuesta
  • Rusia ha lanzado a Georgia un ultimatum sobre Absajia que no ha sido aceptado
  • Absajia es otra región independentista donde Georgia ha desplegado al ejército

Por
Rusia continúa con los bombardeos en Osetia del Sur
Lejos de cesar el fuego como ayer pidió Georgia a Rusia, siguen por cuarto día los combates en torno a Osetia del Sur. Georgia denuncia la presencia de aviones ruso sobre su capital y Moscú la acusa de haber matado a tres de sus soldados. Mientras, la OTAN ha acusado a Rusia de uso excesivo de la fuerza y violar el territorio georgiano, y el ministro francés de exterires ha presentado a Tiflis un plan de alto el fuego.

El secretario general de OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, ha acusado a Rusia de un "uso desproporcionado de la fueza" y haber violado el territorio georgiano más allá de los límites de la región separatista de Osetia del Sur.

Sin que haya habido respuesta a estas críticas, sí que ha habido una reunión al más alto nivel en Moscú entre el presidente ruso ha reunido a su primer ministro, al ministro de defensa y a los jefes de los ejércitos para tratar campaña bélica de Georgia, sin que hayan trascendido de momento más datos. La reunión se ha producido después de que según Osetia del Sur, Georgia haya matado a tres soldados rusos en el bombardeos de la capital suroseta, Tsjinvali.

El plan francés

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, se encuentra en Tiflis donde ha presentado al presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, un "plan para el alto el fuego", para el que aún no tienen respuesta. Kouchner visitará a los refugiados georgianos en la ciudad de Gori, cercana a la frontera con Osetia del Sur y que ha sido bombardeada por la aviación rusa.

Seguidamente, el jefe de la diplomacia francesa viajará a Moscú, donde el propio presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, tiene previsto viajar para reunirse con el primer ministro ruso, Vladímir Putin.

Aviones rusos sobre Tiflis

Georgia, por su parte, ha denunciado que más de 50 aviones rusos están sobrevolando su territorio incluida la capital, Tiflis. El ministerio de Asuntos Exteriores ha informado en un comunicado que "las acciones rusas no sólo están poniendo en riesgo a los ciudadanos georgios, sino también a invitados extranjeros de alto rango", ya que a la ciudad ha llegado el ministro francés de exteriores, Bernard Kouchner, cuyo país preside temporalmente la Unión Europea.

El presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, ha advertido a las potencias occidentales de las consecuencias que tendrá para el orden mundial, y especialmente para los países de la antigua Unión Soviética, la derrota de Georgia en la guerra que libra contra Rusia. "Si Georgia cae, esto significará la caída del Oeste en los países ex soviéticos y más allá", señala Saakashvili en un artículo publicado hoy en el diario The Wall Street Journal.

El ultimatum sobre Abjasia

Los combates en Osetia han reavivado la llama de otra región separatista georgiana, la de Abjasia, adonde Georgia, según denuncia Rusia, ha desplegado a sus tropas, al igual que el jueves hizo en Osetia del Sur. Al respecto, Rusia le ha dado a Georgia un ultimatum para la retirada de esas tropas, que el gobierno georgiano no ha aceptado.

Y mientras, los dirigentes de las dos regiones separatistas -Osetia del Sur y Abjasia- han anunciado que este lunes pedirán a la comunidad internacional que reconozca su independencia de Georgia.

"¿Cuánta sangre oseta debe derramarse hasta que reconozcan nuestras repúblicas? Esto ha sido un genocidio", ha dicho Eduard Kokoiti, líder suroseta, durante una conversación telefónica con su homólogo abjaso, Serguéi Bagapsh, según la agencia rusa Interfax.

Por su parte, el líder abjaso subrayó que ambos pueblos ya habían elegido su propio camino y que era "el camino de un estado independiente". "Estoy convencido de que tras esta tragedia la comunidad internacional debe reconocer la independencia de Osetia del Sur y Abjasia", ha dicho.

Bagapsh expresó que tras el conflicto "nadie en el mundo puede albergar la ilusión de que Abjasia y Osetia del Sur puedan convivir con Georgia en un solo Estado". Osetia del Sur y Abjasia ya se dirigieron a principios de marzo pasado a la ONU, Unión Europea, OSCE y otras organizaciones internacionales para que reconocieran su independencia.

Eso ocurrió poco después de que Kosovo proclamara su independencia (17 de febrero), que fue interpretada por las autoridades separatistas abjasas y osetas como un precedente para su secesión de Tiflis. Ambas repúblicas autoproclamadas, pero no reconocidas por la comunidad internacional, rompieron lazos con Georgia a comienzos de los años 90 tras sendas guerras civiles, en las que contaron con ayuda de Rusia.

Noticias

anterior siguiente