Enlaces accesibilidad

Consejos prácticos para viajar con el coche este verano

  • El Comisariado Europeo del Automóvil ha recogido estas recomendaciones prácticas
  • Un viaje bien planificado puede evitar accidentes o sorpresas desagradables

Por

El verano ya está aquí y la DGT prevé que haya más de 4,6 millones de desplazamientos de largo recorrido en el mes de agosto. Por ello, la asociación Comisariado Europeo del Automóvil, CEA, ofrece unos consejos que ayuden a evitar accidentes de tráfico y que se estropeen las vacaciones.

Antes del viaje

  • Programar el viaje con la mayor antelación posible, tratando de evitar los días de mayor afluencia. La DGT ofrece información en su web o en el teléfiono 900 123 500.
  • Llevar originales o copias compulsadas del Permiso de Circulación, la ficha de la Inspección Técnica de Vehículos y el recibo en vigor de su seguro. El D.N.I. o pasaporte deben estar en vigor.
  • Para viajar por un país fuera de la Unión Europea, es necesario llevar la Carta Verde y el Permiso Internacional de Conducir. Llevar un duplicado del juego de llaves del vehículo.
  • Estudiar el trayecto con antelación a través de un mapa o guía de viaje, y conocer bien el camino, rutas alternativas, dónde comer, dónde repostar e incluso dónde dormir.
  • Es conveniente tener a mano el teléfono de la compañía de asistencia en viaje.
  • Deben estar al alcance los objetos personales que pudiera necesitar durante el viaje, así como los que fueran necesarios para el resto de los ocupantes (bebida, juegos para los niños, etc.)
  • Hay que emprender el viaje descansado y relajado; se recomienda dormir lo suficiente antes de salir.
  • Si utiliza gafas, coja unas de repuesto y no se olvide de las de sol, muy útiles a determinadas horas por los deslumbramientos.

Consejos para el vehículo

  • Comprobar los niveles del vehículo, como agua, aceite, líquido de frenos o para el limpiaparabrisas, así como el estado de la batería (líquido y estado de los bornes).
  • Observar el dibujo de los neumáticos, la banda de rodadura y la presión, incluida la rueda de repuesto, conforme a las medidas que le indique el fabricante.
  • Vigilar el estado de los amortiguadores, luces - incluidos los testigos -, y compruebe que lleva repuesto.
  • Examinar los elementos obligatorios que, en caso de avería, debe equipar su vehículo: chaleco reflectante, pareja de triángulos de señalización de emergencia, gato, herramientas, juegos de luces y fusibles de repuesto.
  • Evite siempre que el equipaje pueda desplazarse, tanto dentro del maletero como del propio vehículo. En este último caso podría impactar contra algún ocupante en caso de maniobras bruscas.

Consejos médicos

  • Es preferible viajar durante el día, sobre todo si se tienen problemas de vista o somos proclives a quedarnos dormidos.
  • No fijar una hora de llegada al destino, puesto que con ello sólo conseguirá ponerse más nervioso y realizar una conducción imprudente. Al más mínimo síntoma de cansancio, parar durante al menos 15 minutos y descansar el tiempo necesario.
  • No realizar una conducción continuada durante mucho tiempo. Lo recomendable es descansar cada dos horas o 200 kilómetros. Si se viaja con niños hay que buscar las horas de menor radiación solar -mañana o atardecer-, y hacer paradas periódicas. Eso tranquiliza a los pequeños.
  • Hay que tener cuidado con el aire acondicionado, puesto que reseca el ambiente y provoca fuertes cambios de temperatura cuando salimos del coche. Es conveniente abrir las ventanillas de vez en cuando, con el fin de humedecer el habitáculo.
  • Si el conductor es alérgico, y está tomando antihistamínicos, consultar al médico antes de viajar, ya que estos fármacos pueden producir somnolencia.
  • Evitar los problemas de mareo con las soluciones que hay en el mercado.
  • Es conveniente disponer de un botiquín con analgésicos, vendas, desinfectante, antidiarréicos y antibióticos de amplio espectro, que cubra diferentes infecciones.

Durante el viaje

  • Utilizar ropa cómoda y holgada.
  • Para los trayectos largos, es conveniente ingerir una alimentación ligera. Los alimentos deben ser ricos en proteínas y vitaminas, evitando las comidas grasas, con exceso de calorías o las flatulentas.
  • Evitar el exceso de equipaje, y siempre que sea posible, no utilizar la baca del vehículo.
  • El conductor y el resto de los ocupantes deben llevar siempre puesto el cinturón de seguridad. Los niños siempre deben ir bien sujetos con sistemas de retención infantil homologados a su peso y talla
  • De igual forma, disponer de dispositivos especiales cuando se viaje con animales.
  • El uso del chaleco reflectante deberá utilizarse cuando el conductor y ocupantes salgan del vehículo y ocupen la calzada. No consumir alcohol si se va a conducir: disminuye los reflejos, crea una sensación de euforia y una falsa seguridad, incluso en sus niveles más bajos.
  • Vigilar atentamente la circulación de la vía, no distrayéndose de la conducción. De igual forma, cuando se circule por la noche, disponer siempre de aire fresco y de una música animada, evitará la somnolencia. Si el conductor quiere comer, beber o hablar con el móvil, ha de hacerlo mientras para a descansar.
  • No superar en ningún caso los límites legales de velocidad, y mantener en todo momento la distancia de seguridad, circulando siempre por la derecha, excepto para adelantar.
  • Muy importante: No circular sin tener asegurado su vehículo

Llegada al destino

  • Sitúe su vehículo en un parking, es el mejor lugar. Pero si desea aparcarlo en la calle debemos procurar hacerlo en la sombra y nunca debajo de árboles, ya que la resina es muy corrosiva de la pintura y puede dañarla.
  • Nunca debemos dejar en el vehículo cualquier objeto de valor y a la vista, ni en el maletero del vehículo. Es aconsejable quitar siempre el frontal del radiocassette, ya que es una tentación para algunos ladrones y no todas las compañías de seguros lo cubren. No deje la documentación del vehículo a la vista para evitar posibles duplicados, lo que acarrearía muchos procedimientos administrativos y judiciales.
  • Recuerde que el vehículo se puede recalentar con el efecto del sol y con el paso del tiempo aparecen problemas mecánicos.
  • CEA le aconseja también que, en esta época, al subirse al coche se bajen las ventanillas antes de poner el aire acondicionado, para que se ventile de manera natural.

Noticias

anterior siguiente