Anterior El juez fija una fianza de 100.000 euros para el hombre fuerte de Ignacio González Siguiente La Fiscalía belga pide la entrega de Puigdemont a España y el juez le cita de nuevo el 4 de diciembre Arriba Ir arriba
El cantante de Police, Gordon Matthew Sumner, Sting, durante su actuación en Rock in Rio. EFE KIKO HUESCA / EFE

The Police convence con un concierto pensado para quienes añoran los viejos tiempos

  • The Police ha regalado un super conciertazo, a diferencia de Alejandro Sanz

  • 'Message in a Bottle' ha abierto la sesión y 'Every breath you take' la ha cerrado

  • 70.000 personas han disfrutado con la banda británica que ha tocado sus grandes 'hits'

  • |

    Sólo ha hecho falta escuchar los primeros acordes de 'Message in a Bottle', el tema con el que Sting y los suyos han hecho aparición en Rock in Rio, para saber que sería un super conciertazo. A diferencia de lo que ha ocurrido en el concierto de Alejandro Sanz, cualquier guiño del rey del New Wave ha sido recibido por la grada con entusiamo, mucho entusiasmo.

    Después de que el año pasado el público madrileño fuera excluido de la gira de regreso de la mítica banda, eran muchos los que esperaban con ansia el regreso de The Police. Y tras ver el soberbio espectáculo, vaya si ha merecido la pena tan larga espera.

    Con un castellano macarrónico, difícilmente entendible en la mayoría de las ocasiones, Sting ha querido agradecer la fidelidad del público español al tiempo que obsequiaba a los asistentes con todos sus grandes éxitos.

    A diferencia del concierto que ofrecieron en Valencia a principios de semana, donde convencieron pero no llenaron, la banda británica ha conseguido un lleno absoluto y Gordon Mathew Summer, alias Sting, ha querido sacar rendimiento a semejante gentío: "Si somos 70.000, tenemos 140.000 de manos. ¡Todas arriba!".

    En parte en eso se ha basado el triunfo de esta noche del trío británico: en conseguir que no decayera la fiesta. Temas tan movidos como 'De Do Do Do, De Da Da Da' o 'Wrapped Around Your Finger' se intercalaban con birguerías de guitarra de Andy Summers, que aunque celebradas, bajaban en gran parte el tono festivo del concierto.

    Barba descuidada, camiseta muy ajustada y con un tenue bronceado. De esta guisa se ha presentado Sting, y más de una estaba convencida de que ninguno de los artistas que se han subido a las tablas del macro escenario de este festival emanaba tanto atractivo.

    El público era muy hetereogéneo: la mayoría, de cincuentones para abajo, aunque también había algun veinteañero 'cool' loco por la banda con la que se enamoraron sus padres.

    El tiempo avanzaba y los hits iban cayendo uno tras otro. Un parón largo ha hecho temerse a muchos el final de la actuación, pero entonces Sting ha regresado al escenario para levantar los ánimos con los temas más aclamados de la noche: 'Roxanne', 'So Lonely' y 'Every Breath you take', canción que ha llevado a la apoteosis.

    Con estos tres arreones, el público estaba preparado para escuchar la última canción de la noche 'Next to you', tras la que se marcharon con caras de satisfacción y conscientes de que tardarán mucho tiempo en volver a ver a estos tres grandes del rock internacional sobre un escenario madrileño.

    Más contenidos de Noticias

    anterior siguiente