Enlaces accesibilidad

El Plan VIVE prevé una subvención media de 1.040 euros por la adquisición de un nuevo vehículo

  • El Gobierno destinará 1.200 millones de euros a financiar la compra de vehículos
  • Para acogerse a las ayudas, el comprador deberá achatarrar su vehículo de más de 15 años
  • El Ejecutivo espera retirar del parque automovilístico 240.000 coches antiguos
  • El nuevo vehículo deberá ser ecológico o "innovador" y no costar más de 20.000 euros
  • Los 5.000 primeros euros para adquirir el nuevo vehículo se prestarán a un interés cero

Por

El Gobierno espera retirar de la circulación 240.000 vehículos de más de 15 años de antigüedad subvencionando la compra de nuevos coches. El Consejo de Ministros ha aprobado la puesta en marcha del Plan VIVE (Vehículo Innovador-Vehículo Ecológico) por el que se concede ayuda en la financiación mediante préstamos de la compra de un vehículo siempre que se entregue y achatarre el coche viejo.

El coche nuevo no podrá costar más de 20.000 euros.

El plan tendrá una vigencia de dos años, hasta el 31 de julio, y tiene una dotación económica de 1.200 millones de euros, que servirán para financiar la adquisición de 240.000 coches. El importe medio de la subvención será de 1.040 euros. Los primeros 5.000 euros para la adquisición de un turismo se prestarán a interés cero.

Esto hará que para un vehículo de 13.000 euros, el tipo de interés por total del préstamo se situará alrededor del 5%, frente al 8,5% actual de media del mercado.

El nuevo vehículo, según ha explicado el ministro de Industria, Miguel Sebastián, deberá ser un vehículo ecológico, es decir, emitir menos de 120 gramos de dióxido de carbono por kilómetro, o emitir menos de 140 pero incorporar sistemas de control electrónico de estabilidad y detectores presenciales en plazas delanteras, es decir, ser un "vehículo innovador".

Triple objetivo

El Plan VIVE tiene un triple objetivo. El primero de ellos es medioambiental. Con la retirada de los vehículos de más de 15 años se conseguirá reducir en 200.000 toneladas las emisiones de CO2 al año. También se ahorrarán 56 millones de euros anuales en importaciones de petróleo ya que los nuevos coches al ser más eficientes gastarán menos combustible.

El segundo objetivo es el de la seguridad vial, ya que los vehículos más viejos tienen más probabilidades de verse involucrados en accidentes de tráfico.

El tercer objetivo es suavizar la "desaceleración" económica en un doble frente. Por una parte, estimulando al sector de la automoción, y por otra apoyando a los consumidores que necesitan financiación para adquirir un vehículo (el 80% de los compradores).

Noticias

anterior siguiente